En León existen 286 especies de alacrán, de las cuales solo seis son venenosos.

Diariamente en León se presentan 11 personas intoxicadas por la picadura de alacrán que son atendidos en la Cruz Roja.

El coordinador Médico de la delegación León, Luis Manuel Vargas Taha, dijo que lugar donde más picaduras sufren las personas es en su habitación.

Los criaderos de alacranes se dan principalmente en lugares donde se almacenan escombros, cacharros y en lotes baldíos, también pueden esconderse en rendijas o en la ropa o muebles que tienen poco uso o movimiento.

Del primero de enero al 21 de abril del 2018 se han reportado 11 mil 822 intoxicaciones por picaduras de alacrán en el estado, según cifras de la Secretaría de Salud en el Estado.

INTOXICACIÓN

La intoxicación es debido al efecto de pequeñas proteínas o toxinas que están presentes en el veneno, las cuales reconocen y modifican la función de los canales iónicos, desajustando el mecanismo de comunicación celular mediante el bloqueo o la despolarización de los potenciales de acción y actúa principalmente en nervio o músculo, lo que origina la muerte del organismo si el cuadro de intoxicación no es tratado a tiempo.

Indicó que los alacranes color amarillo claro suelen ser los más peligrosos, pero hay otros factores que determinan su peligrosidad, tales como la distribución geográfica y su morfología; por ejemplo, los más venenosos tienen manchas oscuras en el cuerpo y un aspecto rayado, las pinzas son delgadas, los segmentos de la cola son globosos y cuentan con un aguijón grande.

El antiveneno es el único recurso terapéutico contra la picadura de estos animales, Alacramyn es el fabuterápico con el que se ha logrado reducir el número de muertes por picadura de alacrán, y el pronóstico de vida es de 100 por ciento si la persona picada es tratada de forma inmediata, es decir, antes de cumplir dos horas de haber sido picada.

PICADURAS

En el país se registraron el año pasado 282 mil casos, donde Guerrero es la entidad donde están los más venenosos.

En Guanajuato desde el 2012 no se ha registrado alguna muerte por picadura.

Las piernas, pies, muslos y brazos son las partes del cuerpo donde más se presentan los piquetes de alacrán.

Manifestó que una vez que llegan los afectados se les da un periodo de observación de alrededor de una hora para saber si requiere el suero o sólo un analgésico.

SUERO

La delegación de la Cruz Roja en León cuenta con 1 mil 600 dosis para atender a la ciudadanía.

El especialista indicó que la primer hora es clave para que los afectados acudan a una unidad médica, ya que después de esa podría estar en riesgo de perder la vida, si ya presenta síntomas de intoxicación.

Los criaderos de alacranes se dan principalmente en lugares donde se almacenan escombros, cacharros y en lotes baldíos, también pueden esconderse en rendijas o en la ropa o muebles que tienen poco uso o movimiento.

El municipio de León representa el 47% del total de Intoxicaciones en el estado de Guanajuato, seguido por Irapuato con 15% y San Francisco del Rincón con 14%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *