No son 2, son al menos 12 tráilers los que almacenan cadáveres sin identificar y que circulan en al menos 6 ciudades de la República Mexicana; Acapulco, Iguala, Alvarado, Tijuana, Chilpancingo y Xalapa entre otras.

Ante el aumento de la violencia en el país las autoridades han recurrido a esta práctica para el almacenamiento de los cuerpos sin identificar ya que no caben en las morgues. La mayor cantidad de contenedores frigoríficos se concentran en Acapulco, Iguala y Chilpancingo. Las autoridades niegan la saturación de cadáveres en sus instalaciones.

La segunda entidad con mayor adquisición de este mecanismo es Veracruz. La ola de violencia, ejecuciones y el descubrimiento de fosas clandestinas han llevado a las autoridades del estado a recurrir a esta práctica. Se estima que en los servicios médicos forenses del estado de Veracruz se tienen hasta 600 cuerpos sin identificar, la mayoría de ellos recuperados de fosas clandestinas.

En Tijuana, como medida precautoria se compró un nuevo contenedor con una capacidad de 50 cadáveres esto ante el incremento de la violencia en el estado.

En Tamaulipas, donde la violencia sigue en crecimiento, cuenta con el 50 por ciento de su capacidad para almacenar cuerpos no identificados y actualmente cuentan con 328 espacios disponibles.

En Jalisco fueron inhumados 19 cuerpos, de los 322 que se encontraban en los tráilers refrigerados. Los restos humanos fueron depositados en ataúdes individuales en el panteón de Guadalajara, se gestionó la adquisición de 900 gavetas con los municipios de Guadalajara y El Salto; y que ya se compraron 150 féretros para la inhumación de más cuerpos, según informó el Gobierno de Jalisco.

Con información de Milenio y Tribuna.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *