Una mujer asesinó a su pequeño hijo de 3 años por orden del demonio, según manifestó la madre a las autoridades cuando la detuvieron en su vivienda. 

El hecho ocurrió Monterrey, justo en su hogar, donde golpeó a su hijo en la cabeza y luego le encendió fuego dentro de una tina. 

María del Carmen ‘N’, de 42 años, fue encontrada responsable del delito de homicidio calificado, el cual se sanciona con una pena mínima de 25 años de prisión y una máxima de 50.

Para obtener este beneficio, Hernández renunció a defenderse en un juicio final, reconoció su responsabilidad en la muerte de su hijo, José Alejandro Iracheta Hernández, de 3 años. 

Hernández, quien está internada en el Penal del Topo Chico, fue sentenciada por un Juez de Juicio Oral Penal del Estado en una sala de audiencias del Palacio de Justicia de Monterrey.

La sentencia precisa que la mujer golpeó al pequeño en la cabeza y le causó la muerte, según la necropsia, luego colocó su cuerpo en una tina de baño fabricada con lámina de latón de más de un metro de diámetro y unos 50 centímetros de alto.

Colocó trozos de madera y con un encendedor le prendió fuego, minutos después llegaron dos hijos mayores de la detenida y reportaron el caso a la Policía Ministerial.

A la llegada de la autoridad, la mujer estaba en el techo de la casa con el cadáver del menor dañado por el fuego envuelto en una sábana.

Hernández aseguró que el demonio le ordenó matar a su hijo, y en un dictamen psicológico previo se señaló que padecía síntomas de psicosis con ideas delirantes, sin embargo la defensa no lo acreditó y el 3 de abril del 2018 se le negó el procedimiento especial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *