Zapateros guanajuatenses luchan con precios bajos que ofrecen países asiáticos, y defienden con la calidad de productos mexicanos.

León Boots es una de las cientos de piquitas que existen en la ciudad de León y el Estado, su nómina es apenas de 5 trabajadores, sin embargo la calidad en su producto les ha permitido exportar a Australia, España, Bélgica y Grecia.

Respecto a la eliminación de un porcentaje importante aranceles al calzado asiático y con ello la amenaza de que se importe más zapatos a bajos precios, el dueño de la pequeña empresa, Carlos Sánchez, dijo que no se debe tener miedo, y es el momento para ser más competitivos.

“Aquí venden mucho zapato chino, ya esta por todas partes, y hay mucho que se vende barato, pero hay otros de marca que también son caros, y malos. Es ahí donde podemos aprovechar el mercado, hay que tener más calidad”, apuntó.

El empresario, sostuvo que el problema mayor que existe en el país y en los fabricantes, así como en las propias picas, es el miedo a la exigencia de un mercado internacional.

“En León se hace un calzado de mucha calidad, pero no estamos acostumbrados a que se nos exija el 10 (perfecto), tenemos miedo, este es el problema”, señaló.

Esta empresa tiene 3 años de su creación. Fabrica bota vaquera, la cual ha gustado a varios países de Europa.

Indicó que los chinos quisieron imitar la bota vaquera, pero no les ha resultado, porque manejan sintéticos y la bota mexicana es cien por ciento piel, con lo que es mucho más competitiva incluso en el extranjero.

APOYOS

Carlos al igual que cientos de fabricantes pequeños esperan impulso a través de apoyos de gobierno, financiamientos para hacer crecer sus negocios.

El fabricante dijo que el estar actualizado tanto en la tendencia (moda), así como las herramientas tecnológicas de ventas es esencial para competir.

“Siempre tenemos que estar viendo que moda hay, colores, diseños, materiales, eso es muy importante”, refirió.

León Boots cuenta con página web, lo que le ha permitido proyectarse a nivel nacional e internacional.

“Mandamos unas botas (tribaleras) hasta Europa, y le mandamos fotos al cliente, y nos comentó que como era posible que en este pequeño cuarto se pudieran fabricar estas botas de tan alta calidad”, indicó.

 

 

 


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.