Sufren estudiantes por altas temperaturas

Los menores que van a clases sufren los estragos de las altas temperaturas. Los estudiantes y profesores resisten las altas temperaturas en las aulas que carecen de aire acondicionado o ventiladores.

Las horas donde los rallos del sol son más fuertes es justo cuando los menores salen de las aulas y el traslado de la escuela a la casa resulta abrumador.

“Hace mucho calor, y nos cala mucho el sol, no se puede ni jugar tranquilo por el sol, a veces me duele la cabeza, yo creo que es por el calor, pero luego entramos al salón y el calor esta igual que afuera”, manifestó Liliana, estudiante de primaria.

BAJA RENDIMIENTO EN CLASES

Un estudio de varias universidades, entre ellas Harvard, concluyó que las altas temperaturas perjudican el desempeño escolar. Aunque para muchos estudiantes sea normal tomar clases en salones muy calurosos, los expertos afirman que los efectos negativos de esta situación han sido subestimados.

Los investigadores, sin embargo, consideran que las autoridades educativas y los padres han subestimado el impacto negativo que causa un salón de clases demasiado caluroso sobre el desempeño de los alumnos.

TRABAJAN A ALTAS TEMPERATURAS

Las altas temperaturas se sienten con mayor intensidad en calle, así que quienes trabajan al aire libre tienen que sufrir el calor sofocante, algunas veces mareos, insolación y hasta dolor de cabeza.

“Esta el calor fuerte, aquí en el carro se siente más, las horas de trabajo son más pesadas, a veces hasta la cabeza duele” manifestó Juan Manuel, taxista.

Los usuarios del Sistema Integrado de Transporte (SIT), también sufren por las altas temperaturas y los aglomeramientos en las orugas.

“No hay aire acondicionado y es sofocante el calor aquí dentro. Van super llenas las orugas y vamos apretados, y con tanta gente hace todavía más calor”, manifestó.

 

 

También te puede interesar:  Utilizarán Fuerzas del Estado para cobrar predial en municipios violentos

DEJA UN COMENTARIO