COLUMNA NORMA 600X280

Lupita es una pequeña de casi 4 años y su más grande sueño es “tener una fiesta de 3 años con payaso y brincolin, con un vestido rojo y otro rosa, con comida y que vengan muchos niños, que le canten las mañanitas y que todos jueguen con ella” antes de que se vaya como se fue su mamá.

Gulp, gulp, gulp, no podía pasar saliva después de escuchar eso, como una pequeñita puede hablar de muerte y de angustia, como una pequeñita puede tener tanto dolor y sufrimiento, pero la historia de Lupita y sus hermanitas no es fácil.

Una mañana llega a GRUPO UNIDO DE MADRES SOLTERAS, A.C. una señora la cual es enviada por el sacerdote de la parroquia del sagrario, me cuenta “anoche me caí y míre como tengo mis rodillas” estaban todas peladas y aún con el rastro de sangre, y continúa “usted me puede ayudar para pagar mi recibo de luz, son $710.00, es que no tengo dinero, ni trabajo, ni marido y yo cuido a mis 5 nietas, tengo un hijo de 16 años con bipolaridad y otro de 26 con tratamiento psiquiátrico y nadie me ayuda” le pregunto que porque cuida a sus nietas y me dice “es que ellas 3 son huérfanas, su mamá, mi hija se ahorco (…) es que ella era madre soltera, tenía bipolaridad y como no teníamos dinero no pudo comprar sus pastillas y un día pues la encontramos colgada” . Me muestra el acta de defunción.

Claro que me conmovió y continúe escuchando “mi esposo cuando se murió mi hija se hizo alcohólico y yo aún no terminaba de pagar el funeral de mi hija cuando él se enfermo y se murió de cirrosis hepática”. Me muestra el acta de defunción.

“Mis  otras 2 nietas son hijas de mi otra hija pero ella tiene cáncer y la van a operar en el hospital, pero fijese señorita (ahí me sentí como la srita Laura) que cuando ella señalando a una pequeña de 10 años estaba recién nacida su papá golpeo a mi hija, también a ella, yo le dije a mi hija que lo dejara pues ella quedó como “santo cristo”, pero como no quiso, pues yo me traje a la niña de 8 días de nacida, yo la he criado hasta ahorita, es mi hija, su hermanita tiene 6 años también me la traje hace 1 mes, es que el novio de su tío la violó y mi hija no lo quiere denunciar porque tiene miedo de lo que vaya a hacerle su familia, es que la vida en el rancho es diferente señorita”

Gulp, gulp, gulp, (para este momento claro que sentía que era todo un caso para la srita Laura) ella sacaba papeles y me mostraba evidencia de todo lo que decía, no paraba de hablar, tenía una enorme necesidad de ser escuchada, no lloraba, no reía, no gesticulaba (…)  entendí que se le habían agotado las lagrimas, las sonrisas, las expresiones, y ella continuaba contando su historia.

“En el rancho no nos quieren, dicen que somos los locos, por mis hijos y por mi hija pero es que no los puedo controlar porque en el Seguro Popular no me dan el medicamento para esa enfermedad y además ellos se enojan cuando les dicen cosas a las niñas o les avientan piedras, o no las juntan a jugar, por eso ellos se pelean para defenderlas, y como además adiario nos vamos al campo a cortar nopales, quelites, o lo que encontremos para comer, púes dicen que somos como las ratas, esas que andan en el campo comiéndose la cosecha”.

Cuando hace un paréntesis para tomar un poco de agua, le digo, señora (…) sí en estos momentos le hiciera una cartita a los reyes magos que les pediría, voltea me ve y me dice que MI LUPITA TENGA SU FIESTA, nosotros  nunca hemos tenido una fiesta, desde que cumplió los 3 siempre le digo que el otro domingo va a ser su fiesta, ella llora y a mi me da tristeza.

Mi amiga Nora Mejía me dijo, oye Norma mi primo es diputado le voy a decir que en que puede apoyar, me llamo por teléfono el diputado Mejía y se puso a las ordenes, él nos contacto con el diputado Saavedra, el cual ese mismo día envío útiles escolares para las 5 niñas y también el dinero para la compra del medicamento de la receta que traía, la cual pertenece a  una de las hermanitas que es asmática. También supe que el día jueves personal de apoyo del diputado  Saavedra fueron a visitarlas a su casa para ver que es lo que requieren, después me llamo uno de ellos y me dijo “como puede ser posible que aún en esta época vivan familias en esas condiciones, vamos a trabajar y vamos a apoyar”.

Respecto a la fiesta de Lupita, pues nos dimos a la tarea de convocar por el facebook a quienes quisieran hacer un sueño posible y encontramos muy buena respuesta entre nuestros contactos, así que este domingo 27 de octubre en punto de las 10:00 a.m. en el templo de rancho Nuevo La Luz, Lupita tendrá sus 3 años y después en el kiosko de la comunidad su fiesta con globos, payaso, inflable y pastel, le cantaremos las mañanitas, pero Lupita ahora sabe que no puede irse como se fue su mamá ya que ella tiene una vida muy linda por delante y muchos cumpleaños que festejar.

Gracias a todas esas madrinas y padrinos que hicieron este sueño posible.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *