Tradición que sigue viva

Miles de leoneses de todas las edades visitaron a Santa María de Guadalupe en León, y aunque la economía mermó las ventas en comparación con otros años a decir de los comerciantes, la fe y el cariño para la Morenita del Tepeyac pudo más.

Familias enteras acudieron a pagar favores obtenidos, algunos considerados milagros para los fieles.

Según las autoridades en el Santuario de Guadalupe fueron uno 40 mil los católicos los que visitaron a la virgen.

Desde las 6 de la mañana fueron abiertas las puestas del Santuario y cerradas hasta que entró el último creyente a las 11:30 de la noche.

Las filas fueron extensas, donde familias enteras vestidas de “inditos” en honor a San Juan Diego llevaron ofrendas que iban desde los tradicionales virotes, canastas de fruta, verdura, huacales; así como las rosas de todos colores no podían faltar.

MUESTRAS

Las muestras de cariño de los fieles se mostraron con alabanzas, cantos, rezos. Algunas personas pagaron sus mandas de rodillas, todo con la finalidad de agradar a “La Morenita”.

MILAGROS

Los milagros de los fieles han movido a la devoción y la fe que sigue fortaleciendo en los creyentes.

Juana Gabriela Chagoya González, llevó por primera vez a su hijo de escasos 4 meses, lució vestido con todo el atuendo. Ella fue acompañada por su madre Rosa María González, quien a decir de Gabriela fue quien le inculcó la devoción.

“Venimos a pagar una manda de mi hija, tuvo un parto difícil y gracias a la Virgen todo salió muy bien. Venimos para agradecerle y seguir con la tradición”, refirió.

La familia Ortega Arce también se congregó para visitar a Santa María de Guadalupe y agradecerle el milagro que les hizo al concederles la salud de su familiar.

“Mi papá estaba en estado de coma a causa de un tumor, salió del coma y ahora ya habla, va recuperándose, tenemos mucha fe en la virgen, y queremos inculcar la tradición a nuestros hijos”, refirió la madre.

Familias enteras visitaron el Santuario de Guadalupe, ese fue el caso de la familia Patlán que se vistieron de inditos desde el más grande al más pequeño todos en honor a San Juan Diego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.