Defienden a comadre del gobernador con carta anónima

Captura de pantalla 2016-06-24 a las 10.15.25 p.m.

Una mujer llevó una carta anónima a la radio con la intención de defender a la comadre del gobernador Miguel Márquez Márquez. Cabe señalar que María del Rosario Sánchez Navarro, directora del Laboratorio Estatal de Salud Pública, fue denunciada por dos periodistas de este medio Hora 24 ante la Procuraduría de los Derechos Humanos por coartar la libertad de expresión y otra por personal del laboratorio por discriminar a personal a su cargo.

La carta supuestamente es de funcionarias que también laboran en dicho inmueble, sin embargo en la carta no esta plasmada ni una sola firma.

En el documento se señala que se sienten amenazadas “por la situación a la cual podemos estar sujetas, por parte de nuestros mismos compañeros”, y se cita el nombre de los 5 funcionarios de los cuales por cierto 3 ya no laboran en el laboratorio, ambos decidieron jubilarse cansados del acoso y discriminación dentro de sus áreas de trabajo, esto a decir del propio personal.

En la carta anónima se responsabiliza a los medios de comunicación, de generar un mal clima laboral a raíz de las publicaciones. Además de que las quejas por discriminación y acoso laboral; y una más por coartar la libre expresión a dos periodistas han criminalizado y afectado la imagen de la comadre del gobernador, María del Rosario Sánchez Navarro.

Las mujeres anónimas aseguran que después de realizar una investigación llegaron a la conclusión de que no se violó la libertad de expresión de los periodistas de Hora 24, a los cuales se les acusa de groseros y altaneros.

Así mismo aseveran que la situación contra la directora María del Rosario Sánchez Navarro puede tomarse como discriminación de género, señala la carta anónima.

Cabe hacer mención que la comadre del gobernador, fue denunciada ante la Procuraduría de los Derechos Humanos por 4 funcionarios (personal a su cargo) por hostigamiento laboral, discriminación, al aplicar una política de terror dentro de la dependencia.

La queja 133/2016 con fecha del 25 de abril por el químico Francisco Javier Hernández y los técnicos laboratoristas, Jorge Huerta Díaz, Ricardo Máximo Castro González, Santiago Manríquez Ortega fue presentada por hostigamiento laboral y discriminación; sin embargo dos de ellos desistieron y decidieron jubilarse cansados por la presión, sin embargo la condicionante fue que retiraran la denuncia ante Derechos Humanos a fin de hacerles valer sus derechos laborales.

Al técnico Jorge Huerta Díaz a quien se le discriminó por tener dermatitis crónica continua laborando; en tanto Ricardo Máximo Castro a la fecha es presionado laboralmente, esto a decir del propio personal.

La queja de los dos periodistas Evelina Rocío Martínez y Carlos Alberto Juárez González sigue en curso.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.