«El Chapo» al cine

Captura de pantalla 2014-03-11 a las 17.05.26

Gracias a la industria cinematográfica de EU, ahora que está tras las rejas Joaquín El Chapo Guzmán se está volviendo más famoso que cuando huía por túneles secretos y el sistema de drenaje de Sinaloa.

El fin de semana, tuvo lugar el estreno internacional del filme “The Legend of Shorty” (La Leyenda de El Chapo) durante el festival multidisciplinar South by Southwest (SXSW) de Austin, Texas.

The Legend of Shorty, es un documental de 90 minutos co-dirigido por el periodista peruano Guillermo Galdós y el cineasta británico Angus MacQueen, que mezcla mitología con hechos reales.

De acuerdo con la reseña de Henry Barnes, critico de cine del periódico The Guardian de Londres, el film sigue los pasos del recorrido que hacen Galdós y MacQueen por el Triángulo Dorado y por lugares clandestinos donde preparan las remesas de cocaína, marihuana y metanfetaminas para ser enviadas a EU.

También aparecen reuniones surrealistas con el primer círculo de El Chapo, incluida una cita para almorzar con su madre.

Según la agencia Efe, Galdós y MacQueen incluso llegaron a hablar con El Chapo, pese a que no quiso aparecer frente a la cámara. Justificándolo, Guillermo Galdós declaró a Efe que “El Chapo no se maneja bien delante de una cámara, es un campesino sin oratoria”. Galdós añade que los narcos gastan gran parte de su fortuna en abogados, “que sí han estudiado en universidades prestigiosas, llevan traje y hablan inglés”. Los directores de la película le dicen a Efe que no creen haber estado en peligro durante el rodaje porque son extranjeros.

MacQueen y Galdós reclutaron al compositor Jackson Scott para que compusiera narcocorridos en inglés y español que contaran historias pasadas del Chapo. En el largometraje, los cineastas comparan al Chapo con El Zorro (de ahí el titulo del film) recorriendo campos y respondiendo al llamado de ayuda del pueblo.

En un aparente esfuerzo por balancear lo que claramente parece ser un documental favorable a El Chapo, los directores entrevistan a la periodista Anabel Hernández, quien habla de la corrupción endémica en México y acusa al gobierno de haber protegido al capo.

Según Barnes, el inesperado arresto del Chapo no anula el objetivo del film, pues una corporación con el alcance y poder del cartel de Sinaloa no deja de operar porque su CEO es capturado. Barnes concluye diciendo que The Legend of Shorty es un “film extraordinario”, pues ofrece una visión clara de sus intensiones que, según dice, son exhibir la inacción del gobierno mexicano y las consecuencias de la violencia y la corrupción sin freno.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.