¡EL PERSONAL MÉDICO ESTA CANSADO, PORFAVOR YA ENTIENDAN!

.

.

Si usted esta casado de no salir, el personal médico esta también cansado de no poder ir a su casa, y ver a su familia, por el incremento de los casos de COVID-19 reclamó el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo.

El funcionario federal lamentó la irresponsabilidad de un sector de la sociedad que no entiende y acata los cuidados de sanidad.

Nuevamente hizo la recomendación para no salir de casa y guardar la sana distancia en la recta final del año, a fin de “darle un respiro” al personal de salud que ya está cansado a causa de la pandemia.

En el marco de la entrega del Premio IMSS a la Competitividad, el titular del Seguro Social pidió a todos hacer una reflexión íntima, profunda cada vez que se tome una decisión tan sencilla como ir a una fiesta o no, salir a hacer una compra o no, hacer una visita a un familiar o no.

“Es un llamado enérgico, solidario a la corresponsabilidad ciudadana, en nuestras manos está que está situación, de por sí delicada, no se salga de control”, indicó.

“Piensen esto, si los ciudadanos están cansados de no salir, los trabajadores de la salud están cansados de no poder ir a su casa también, también están cansados de no poder ver a su familia y los están cuidando porque no los quieren contagiar, añadió.

También te puede interesar:  NO SUBIRÁ TORTILLA; AMLO

Zoé Robledo señaló que ya pasaron 294 días desde el primer caso confirmado en México. Los 81 mil 145 trabajadores de la salud que integran los 2 mil 454 Equipos COVID-19 que han laborado en promedio 300 mil horas por trabajador, se les debe de dar un respiro, porque están cansados y fatigados de no poder ir a sus casas y ver a sus familias.

“Cuidémonos en serio, ese es el mejor regalo que le pueden hacer, la mayor y más grande muestra de agradecimiento no está en un aplauso, está en quedarse en una casa, está en demorar las horas de la diversión, es también una forma de expresarles respeto por lo que está ocurriendo en los hospitales, remarcó.

.

.