No sirve “ouija del diablo”

diablo

México gastó 450 millones de pesos en la compra de la llamada “ouija del diablo” la cual resultó ser un artefacto fraudulento, que fue promovido por la propia embajada británica.

La “ouija del diablo” es un detector molecular GT200 de drogas y bombas, sin embargo al parecer no sirve.

En dicho fraude está relacionado el empresario inglés Gary Bolto, quien fue acompañado por la embajada británica, quien incluso prestó sus instalaciones, para comercializar el aparato.

Bolton pagó a embajadores y soldados del Ejército británico para que hicieran presentaciones en varios países, entre ellos México, para promover la ouija del diablo.

Dentro de Inglaterra, abundó, generó problemas porque mientras la embajada promovió el producto, el equivalente a la Secretaría de Gobernación (en México) del gobierno británico informó que el aparato no funcionaba.

Un grupo de activistas impulsa que se prohíba la venta de este producto, por lo que incluso enviaron una carta a funcionarios mexicanos, “en el caso de que México quisiera pedir reclamaciones”.

Hasta ahora, dijo, en México ha sido ambigua la situación respecto a la compra del aparato.

Por ejemplo, en agosto pasado, mientras el vocero de seguridad, Eduardo Sánchez, dijo que ya no se iban a usar para nada, en Chiapas dijeron que iban a seguir usándola.

Al gobierno mexicano le vendieron mil 112 artefactos a una docena de instituciones federales y a 27 gobiernos estatales por cerca de 450 millones de pesos, según información obtenida a través del Ifai.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.