ODIO CONTRA MIGRANTES SE LES ATRIBUYE CONTAGIOS DE COVID

Compartir...

.

.

Phoenix, Estados Unidos (12 de agosto 2021).- Conforme la variante delta desata un incremento de casos de COVID-19 en Estados Unidos, algunos críticos del presidente Joe Biden atribuyen dicho aumento a sus políticas fronterizas, las cuales permiten que algunos inmigrantes entren al país para solicitar asilo.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, acusó la semana pasada a Biden de “ayudar a facilitar la propagación del coronavirus. Sean Hannity, presentador de Fox News, dijo que los inmigrantes eran los responsables de causar “el mayor evento de propagación masiva”, y aseguró erróneamente que ninguno de ellos era sometido a pruebas diagnósticas.

Sin embargo, expertos en salud pública señalan que los inmigrantes que llegan al país no están elevando las tasas de infección en Estados Unidos.

Los principales responsables son aquellos que se niegan a vacunarse. Además, en general a los inmigrantes a los que se les permite ingresar se les realizan análisis diagnósticos y se les asignan habitaciones de hotel para que se pongan en cuarentena en caso de dar positivo, aunque las autoridades federales no han divulgado datos de esos casos.

PROCEDIMIENTO CUANDO SE DETIENE A LOS INMIGRANTES EN LA FRONTERA

Hay muchas variables. La mayoría de los adultos solos son expulsados de inmediato, mientras que a los niños sin compañía de un adulto y a algunas familias se les permite ingresar para presentar solicitudes de asilo. Esta práctica se apega al uso continuo del Título 42, una regla de salud pública implementada por el gobierno del presidente Donald Trump cuando comenzó la pandemia y que el gobierno de Biden ha mantenido.

También te puede interesar:  EU DARÁ 640 MILLONES DE DÓLARES A ORGANIZACIONES QUE AYUDAN A MIGRANTES

En junio, el mes más reciente con datos disponibles, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus iniciales en inglés) detuvo a adultos solos en 117.602 ocasiones, lo que resultó en 96.704 expulsiones, o el 82% del total. En ese mes se detuvo a familias en 55.805 ocasiones, resultando en 8.070 expulsiones, o el 15%.

Las cifras se refieren a encuentros y no a personas debido a que muchas de ellas intentan ingresar al país varias veces.

.

.

A las familias que se les permite entrar a Estados Unidos para presentar solicitudes de asilo se les asignan fechas para comparecer ante cortes migratorias o se les da una cita con las autoridades de inmigración. Una vez que son trasladadas a comunidades fronterizas, por lo general las familias viajan para reunirse con familiares, amigos o conocidos.

Los menores de edad que llegan sin la compañía de sus padres están exentos de ser expulsados. En general pasan menos de un mes retenidos en albergues de emergencia hasta que puedan ser entregados a familiares o trasladados a refugios autorizados.


Compartir...