Reencuentro finalista

2402720_big-lnd

Tras una espera de 24 años, Argentina está nuevamente en la final de la Copa del Mundo. Los 120 minutos de juego se saldó con empate a 0. Los pamperos sufrieron, pero vieron coronado su esfuerzo tras eliminar a Holanda en la tanda de penales. En está instancia, el arquero Sergio Romero se convirtió en el héroe de la albiceleste luego de rechazar los disparos de Sneijder y Vlaar. Argentina, como hace 24 años, jugará la final contra Alemania.

La primera mitad entregó pocas emociones en las áreas, se destacó por la estrategia y el volumen de juego de las dos escuadras. Argentina estuvo más tiempo en el campo holandés pero sin generar ocasiones de peligro. Algunas aproximaciones del equipo pampero fueron lideradas por Enzo Pérez que trató de brindar algo de chispa a la ofensiva.

Las dos máximas estrellas del campo, Messi y Robben, fueron bien vigilados por los sistemas defensivos de cada equipo; las veces que estos astros tocaron el balón lo hicieron en zonas alejadas de la portería contraria. El primer tiempo terminó sin emociones, con algo de tensión pero sin anotaciones.

El segundo tiempo auguraba un espectáculo más vistoso ya que Argentina saltó al campo más alegre. A la buena participación de Pérez, Higuaín y Lavezzi se sumó Messi, quien comenzó a tener mayor conacto con el esférico. Holanda controló en pocos minutos esta situación y tras un breve dominio tulipán. Los minutos siguientes fueron una calca del primer tiempo, sin noticias de Van Persie, Robben, Sneijder; por Argentina desapareció Messi, Lavezzi y Pérez.

En tiempo de reposición, Robben y Van Persie crearon una jugada muy peligrosa. Robben se metió al área con el balón dominado y cuando lanzó su remate a escasos centímetros del arco, apareció Mascherano en situación extrema para sacar el tiro con una mgistral barrida. La única jugada de real peligro en el juego antes del inicio de los tiempos extras.

En esta fase Holanda llevó la iniciativa durante el inicio, Argentina decidió tirarse unos metros atrás y estar bien protegido en su sector defensivo. El dominio se esfumó con el correr de los minutos, más aun, Rodrigo Palacio tuvo una oportunidad de anotar, sin embargo, eligió mal su definición. Holanda apretó los últimos instantes para conseguir el gol, pero los tiros fueron rechazados por la zaga pampera.

En los penales Holanda empezó con mal pie: Romero detuvo el tiro de Vlaar; luego anotó Robben; pero un experimentado del equipo, Sneijder no pudo superar a Romero. Por Argentina marcaron Messi, Garay, Agüero y el definitivo fue obra de Maxi Rodríguez. Argentina se medirá contra Alemania por el título de campeón del mundo el próximo domingo en Maracaná.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.