10-01: Final Champions 2014

final-uefa-champions-league-2014-real-madrid-vs-atletico

Atlético de Madrid y Real Madrid han vivido siempre enemistados; mañana se disputan la supremacía europea en la final de la Liga de Campeones. Sólo hay dos opciones: uno busca la 10ª, el otro busca la 01. Real Madrid enfrentará la final con la que quizá sea la alineación más cara de la historia (pero no la mejor, dicen los más cercanos al club merengue) y el Atlético llega en el mejor momento de su historia (campeón y con la mayor cantidad de puntos conseguidos en una temporada).

En definitiva es un juego con morbo: la urgencia de uno y la ilusión de otro, tienen en común la rivalidad. Es difícil medir cuál escuadra tiene mayor ilusión, pero lo que sí se puede aceptar como evidente es que el Real Madrid se juega mucho más y no sólo en el plano deportivo. Tras 12 años sin llegar a la final y en la segunda etapa de Florentino Pérez como presidente, se han gastado más de mil millones de euros por ganar «La Orejona». Por su parte, el Atlético arriba con la ilusión de su doblete (Liga y Champions) y de conseguirla, Diego Simeone se convertiría en el personaje más importante del club de Manzanares.

Si ponemos atención al juego mostrado durante el año futbolístico se puede precisar la fortaleza física y mental del Atlético de Madrid como carta de presentación. Suele aprovechar sus momentos y liquida a su rival poco a poco. Fueron constantes todo el año y bajo la filosofía impregnada de Simeone (la famosa frase «partido a partido») han confirmado su dominio en la Liga española. Han mejorado en la fase ofensiva y de creación de juego, la defensa sigue firme. Llegar a esta final como campeones de liga es una clara ventaja sicológica que los rojiblancos deberán aprovechar.

Real Madrid se auto excluyó de la Liga por sí mismo. El discurso cambió y de pretender conseguir el triplete comenzaron a comunicar su ilusión por la «Décima», un camino lleno de récords. Lo cierto es que Madrid ha padecido altibajos muy notorios en toda la temporada. Y estos altibajos han sido tanto futbolísticos como de intensidad en el desarrollo de los partidos. Resulta evidente que el momento álgido del equipo dirigido por Carlo Ancelotti fue la semifinal contra Bayern Munich, pero desde entonces los merengues sólo ganaron un partido y esto aumenta las dudas sobre la fiabilidad blanca.

Real Madrid se siente cómodo al contragolpe, pero se antoja complicado que Atlético le ofrezca esa posibilidad. Es más realista la opción de que los colchoneros ofrezcan un último esfuerzo físico y que los detalles definan al vencedor. Si bien es cierto que en el torneo de Copa, el Real goleó al Atlético, las circunstancias era diferentes (Real Madrid consiguió ventaja con 2 autogoles del Atlético) y esto es el antecedente más reciente entre estos dos equipos.

Se pueden establecer muchas comparaciones estadísticas, psicológicas, futbolísticas e incluso extra futbolísticas. También los elementos lesionados de ambos equipos han sido noticia y todo ha sido parte de la estrategia diseñada por ambos clubes. Al final, los aficionados a futbol pueden estar seguros de que presenciarán uno de los juegos más intensos del año y que se verán duelos individuales memorables: Cristiano vs Curtois, Arda vs Modric, Juanfran vs Bale, Costa vs Ramos, etc. Lisboa: que gane el mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.