«En Guanajuato hay tortura, impunidad y una vulnerabilidad con las mujeres»

Compartir...

Captura de pantalla 2016-09-07 a la(s) 05.05.26 p.m.

El caso de violación a los derechos humanos en Pénjamo refleja que en Guanajuato hay tortura, hay desaparición forzada y que también hay impunidad, apuntó el director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Mario Ernesto Patrón Sánchez.

“Este es un claro ejemplo de que en Guanajuato tenemos problemas de tortura, de desaparición, también de impunidad y tenemos un problema de grupos en situación de vulnerabilidad como las mujeres que lo viven de una manera más diferenciada”, señaló el director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Mario Ernesto Patrón Sánchez.

Esto luego de que el Juzgado Noveno de Distrito en el Estado de Guanajuato, con residencia en Irapuato, resolvió que hubo una violación a los derechos humanos con la detención y desaparición de un hombre y su esposa, quienes fueron detenidos por elementos del Ejército Mexicano.

Hecho

Elementos del Ejército Mexicano se introdujeron ilegalmente al domicilio del quejoso en fecha del 25 de noviembre del 2015.

En este sentido dijo que el estado tiene un mosaico moderado de la realidad que se viven en el país, sin embargo si se dan casos de violaciones a los derechos humanos.

“Eso no quiere decir que no exista, justo acaba de darse a conocer ayer por parte del Consejo de la Judicatura, una resolución de amparo sobre un caso de desaparición de Pénjamo en donde se le ordena a la Sedena que tiene que abrir sus batallones para buscar esta persona desaparecida”, subrayó.

También te puede interesar:  TWITTER BLOQUEÓ CUENTA DE SALINAS PLIEGO POR ACOSO

Hasta la fecha no se tienen noticias del paradero del hombre.

A través de un comunicado del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) se informó que en primera instancia se probó la desaparición forzada del quejoso y la consecuente vulneración de sus derechos a la inviolabilidad del domicilio y a la libertad, así como sus derechos a la integridad personal y personalidad jurídica.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.