Golpean brutalmente a estudiante que sufría de bullying

1

Miguel Ángel Hernández Bernal, de 14 años y cursa el segundo grado en la secundaria número 53 en León y desde hace meses sufría de abusos por parte de compañeros de clase, sin embargo en pasados días las agresiones físicas rebasaron los límites.

El joven fue golpeado brutalmente por uno de sus compañeros, quien tomó como una provocación la mirada fija de Miguel Ángel, quien pagó con varios golpes en el rostro.

El resultado fue fractura de nariz, 8 puntadas en labio y un diente roto, así como daños en dentadura.

Los directivos no llamaron alguna unidad médica, ni dieron conocimiento a autoridades estudiantiles y fue hasta que llegó la madre cuando fue atendido en una clínica particular.

“Vi a mi hijo lleno de sangre, todavía tenía la hemorragia y después de casi dos horas, no lo atendieron. Sólo me dijeron que me lo llevara”.

Las peleas son frecuentes en la escuela así como en las inmediaciones, en donde se han peleado hasta con armas blancas.

Miguel Ángel narra el hecho, dice fue poco antes de las 15:00 horas el pasado miércoles cuando cambiaban de clase. 5 minutos fueron los que recibió de golpes en cara.

“Yo supe que él practica box, incluso ya pelea”. ¿y alguien los separó, maestros o directora?, “no ellos no se metieron para nada”.

La madre de Miguel Ángel, Francisca Bernal Zárate, acudió al siguiente día para saber que hacer y quien le pagaría los gastos médicos.

“La directora me aconsejo que no hiciera nada, que a ella (directora) le da pena pero que no había nada que hacer. Que entendiera que es un niño (el agresor) que no vive con sus padres y que es rebelde, que con que me pagan los gastos médicos que es muy pobre”, señaló la madre.

Ya no quiere regresar a clases 

El joven estudiante dice que aun recuperado ya no tiene deseos de ir a clases por pena, ya que los mensajes ofensivos y denigrantes abundan en las redes sociales.

“Estoy seguro que cuando regrese será peor, a ese niño nunca le hacen nada, es agresivo con muchos de la escuela, y a mi me seguirán diciendo de cosas”.

Francisca Bernal Zárate se dice preocupada por la depresión que muestra el joven por el bullying que ha sufrido.

“Creo que mi hijo necesita sicólogo porque lo veo muy triste. Y yo que hago con tantos gastos, me ha dicho el doctor que es posible que necesite cirugía (…) y nosotros no tenemos seguro social”.

La madre señala que fue al Ministerio Público para denunciar el hecho ante la apatía de la directora para sancionar al menor, sin embargo no obtuvo respuesta.

“Sólo me dijeron que no podían hacer nada, porque el agresor es menor de edad, que eso lo solucione con las instancias educativas”.

“Yo creo que los menores son así y llegan a ser delincuentes porque no se les va a la mano desde que son pequeños. Que pasará con este niño (agresor), si nadie le da un escarmiento, alguna sanción”, indicó la madre.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.