Hacen cigarros con restos humanos y excremento

Autoridades ventilaron que en decomisos de cigarros piratas, se ha detectado que los realizan con restos de tejidos humanos, basura y hasta excremento.

En los últimos cuatro años, las autoridades aduanales han destruido 207 millones 289 mil 890 cigarros ilegales, indica una iniciativa de la Comisión de Salud del Senado con la que se pretende regular este tema e imponer sanciones de hasta nueve años de prisión.

Este tipo de producto ya representa 17 por ciento del mercado en el país, señala la propuesta, la cual agrega que el total de cigarros ilegales comercializados al año en el país es de seis mil 250 millones.

En contraste con las sanciones de cárcel establecidas en la Ley General de Salud a quien adultere o distribuya bebidas alcohólicas o medicamentos apócrifos, no existe ningún ordenamiento legal que tipifique la elaboración, venta, almacenamiento o distribución de cigarros pirata, a pesar de que se ha detectado en este tipo de productos sustancias como restos de alfombra, basura, residuos de tejido humano e incluso heces fecales.

Debido a su precio, que suele ser de entre 15 a 25 pesos por cajetilla, es decir, hasta la tercera parte del costo comercial del tabaco legal (de 35 a 49 pesos aproximadamente), su venta aumentó exponencialmente en la presente década.

En 2010 apenas se tenían detectadas 15 marcas de cigarro pirata, y su venta representaba 2 por ciento en comparación con el comercio formal. Los datos más recientes de 2015 muestran que las autoridades ya tenían identificadas unas 220 marcas.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) reporta que el aseguramiento de cigarrillos ilegales aumentó 515 mil por ciento en ese mismo lapso, ya que en 2010 apenas se destruyeron 40 mil piezas de tabaco ilegal. Durante los últimos dos años, la Procuraduría General de la República logró los decomisos más numerosos en Guanajuato, Jalisco y Michoacán.

“Se ha encontrado que los cigarros pirata contienen diversos materiales como basura, restos de alfombra, residuos de tejido humano, madera, paja y heces fecales animales y humanas, lo que representa contaminación directa a la sangre”, recalca dicho documento.

Ante ello, el presidente de la Comisión de salud del Senado, Fernando López Brito, presentó una iniciativa que busca aplicar penas de uno a nueve años de prisión, y multa equivalente de 100 a mil días de unidades de medida y actualización, es decir, 7 millones 549 mil pesos, a quien, “por sí o a través de otra persona a sabiendas de ello, adultere, falsifique, contamine, altere o permita la adulteración, falsificación, contaminación o alteración de cualquier producto del tabaco”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.