HOTELES Y RESTAURANTES YA NO AGUANTARÁN OTRO CIERRE POR PANDEMIA

.

.

Los restauranteros y hoteleros se encuentran temerosos de que se regrese al semáforo rojo en la pandemia de COVID-19, porque ya no podrían sostener sus negocios.

Ante este panorama los agremiados a la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera en León han reducido el número de clientes de un 50% a un 30%.

La presidenta de la Canirac en León, Helen Anaya Sanromán, dijo que los empresarios agremiados han hecho este acuerdo.

“Es decisión propia porque a nosotros nos interesa seguir de pie, creemos que si nos volvieran a cerrar la economía sería el quiebre de la industria y la verdad es algo que nadie deseamos”, apuntó.

Refirió que las autoridades municipales se han visto rebasadas ante la problemática de la pandemia, para poder controlar los aglomeraciones  en tianguis, bares, puestos de venta de comida, además del uso del cubre-bocas.

La líder empresarial adelantó que lanzarán una campaña intensa para el uso de cubre-bocas durante noviembre y diciembre, sumado a la reducción de comensales en sus establecimientos.

“Estamos trabajando en conjunto, siendo nosotros mismos nuestros propios auditores para ver que todo el sector cumpla, afiliado o no, que cumpla porque a todos nos perjudica si se toma una decisión por una minoría que no quiere acatar esta normativa”, advirtió.

.

.