Juan Gabriel derrama lagrimas en León

noa noa

Como si se tratase de una despedida, “el Divo de Juárez”, regresó a León después de 5 años para deleitar a los leoneses como parte de su gira “Noa Noa”, donde celebra sus 44 años de carrera.

Si hay que decir que fue un concierto lleno de nostalgia, Juan Gabriel saco fuerzas de donde pudo, pero fue evidente su cansancio ya que incluso pidió una silla en dos ocasiones, hay que recordar que el cantautor fue intervenido el año pasado por neumonía en una gira en las Vegas, no obstante ofreció un espectáculo sensacional de principio a fin.

Eran las 9:35 de la noche cuando salió vestido en un elegante traje azul deleitando “Así fue”,  la cual fue coreada por las 12 mil almas que se dieron cita en Poliforum, le siguió “Mi fracaso”, “Siempre en mi mente”, “tu a mi no me hundes”, donde invito a todos a corearlas.

Durante más de dos horas Juan Gabriel hizo un recuento de sus grandes éxitos, fueron una treintena de canciones las que interpretó junto con la orquesta, un grupo de bailarines de León lo que resaltó en más de una ocasión, pero sin duda el acompañamiento con el tradicional marichi de Michoacán fue espectacular.

“La diferencia” fue de las más coreadas, donde el cantautor se lució maltratando a los que mal pagan, incluso sus movimientos sugerentes hicieron reír y gritar a los fans.

Fue así como Alberto Aguilera Valadez, su nombre real destapó el baúl de los recuerdos e hizo sonar tanto las piezas más conocidas y otras que pocas veces canta en vivo.

También te puede interesar:  CAPACITAN A FUNCIONARIOS EN ATENCIÓN A VÍCTIMAS

En dos ocasiones un pachuco al estilo del personaje de la película “La Marcara” se ganó la atención de todos los ahí presentes, quienes con aplausos disfrutaban de sus exóticos pasos.

En el concierto invitó a cantar a una soprano de nombre Bárbara Padilla, quien interpretó “No tengas miedo”, “Ya lo se que tu te vas”, luego hizo una interpretación con un mimo, quien en compañía del Divo de Juárez, entonó “No tengo dinero “, lo que generó simpatía y aplausos.

Pero sin duda la canción “Yo no nací para amar” fue una interpretación con sentimiento y nostalgia que fueron evidentes las lagrimas del cantautor. “Querida”, “Pero que Necesidad”, Se me olvido otra vez” y “Caray”, no podían faltar.

Y para cerrar con broche de oro como ya es característico el “Noa Noa” puso a bailar a grades y chicos, y coreado por casi media hora.

Se despidió de León, aseguró que regresará «hasta pronto León, gracias por cantar mis canciones», los fans no pudieron ocultar el sentimiento, y muchos lloraron.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.