LA MONJA DECAPITADA [ESPECIAL LEYENDAS DE LEÓN]

Compartir...

.

.

Otra leyenda leonesa muy popular, ocurre en el Templo del Calvario, famoso por ser donde se lleva a cabo el Via Crucis, ubicado entre la colonia Obregón y Barrio Arriba. Sus estrechas callejuelas y escalinatas convierten el lugar en uno de los más encantadores y mágicos de la ciudad.

Durante el pasado siglo, una monja que vivía en el Templo del Calvario era la responsable de tocar las campanas del lugar. Cada mañana, con una puntualidad, literalmente, religiosa, se levantaba, jalaba de la cuerda y hacía que las campanas repicaran para que la gente asistiera a misa.

Pero una noche ocurrió un terrible accidente.

La inmensa campana, que tenía siglos de desgaste, cayó sobre su cuello, decapitándola.

Todos los vecinos del Calvario quedaron aterrados, y el sacerdote responsable optó por retirar la campana.

Ahora dicen que, desde ese momento, la gente ve flotar a una monja sin cabeza. Siempre que se aparece se escuchan los tañidos de unas campanas. Afortunadamente no se trata de una aparición malvada, solo es un ánima en pena que busca el descanso eterno.

Pero que sabe que nunca lo tendrá. Aún le quedan muchos siglos por vagar.

[Best_Wordpress_Gallery id=»18″ gal_title=»EL CALVARIO»]

Compartir...
También te puede interesar:  ¡QUE PARE LA PANDEMIA DE COVID-19!; DESEAN SALUD