Malas decisiones, negligencia y desorden en laboratorio estatal

Compartir...

laboratorio

Un hombre murió en el municipio de Celaya ante un nulo diagnóstico que impidió su atención médica.

Rosario Sánchez Navarro echo a perder 100 pruebas de ADN cuando ocupaba el cargo de jefa de laboratorio en el Hospital General Regional de León.

Las malas decisiones de la directora del Laboratorio Estatal de Salud Pública, Rosario Sánchez Navarro, causó la muerte de un hombre en el municipio de Celaya, ante la incapacidad del laboratorio del Hospital General Regional de aquel municipio, esto a decir de quien fuera el Jefe de Control Clínico Epidemiológico, Francisco Javier Hernández Juárez.

En el 2013 el hoy occiso fue hospitalizado en el Hospital General Regional en Celaya ya que le había picado una araña que más tarde se supo fue una viuda negra, sin embargo el laboratorio de este municipio se vio imposibilitado para diagnosticar el caso y el hombre murió por la falta de diagnóstico para ser atendido.

“No se están cumpliendo en tiempo y forma los diagnósticos. Ha reducido hasta en un 50 por ciento la capacidad del Laboratorio Estatal y se resuelven algunos casos con base a ocurrencia”, señaló el químico.

A pesar de que el laboratorio tiene el título estatal, la directora de dicha institución decidió que ya no se recibirían muestras de los hospitales de los municipios de Celaya, Irapuato al considerar que sus laboratorios ya podían hacerse cargo de los diagnósticos a pesar de que no cuentan con los aparatos y personal especializado y prueba de ello es la muerte de este hombre.

Algunas pruebas de estos municipios llegan al laboratorio estatal porque la demanda de pacientes es alta, sin embargo pruebas de VIH y son regresadas por ordenes de la directora Rosario Sánchez Navarro, a decir del químico el regreso de las muestras genera un riesgo de contaminación o que se echen a perder, y por ende el riesgo de dar diagnósticos erróneos.

Entregan estudio de tamiz después de un año 

En el 2015 el laboratorio estatal no recibió activos para realizar pruebas de diagnóstico de tamiz neonatal por un trámite de licitación, sin embargo no se solicitó a la Secretaría de Salud para cumplir con los diagnósticos en tipo y forma.

El tamiz es un estudio con fines preventivos por medio del cual se busca identificar a los recién nacidos que presentan sospechas de sufrir enfermedades congénitas.

Este medio cuenta con un documento que confirma que al menos 6 mil 400 pruebas fueron entregadas después de un año del nacimiento de los niños en los diferentes hospitales que dependen de la Secretaría de Salud en la entidad.

También te puede interesar:  CONMEMORAN EN SILAO EL DÍA NACIONAL DE PROTECCIÓN CIVIL

Dicho estudio se debe realizar entre las primeras 24 y 72 horas de vida de recién nacido. Esta prueba sirve para detectar problemas metabólicos, hormonales o endocrinos congénitos, y en sangre congénitos y la consecuencias si no se trata a tiempo se puede manifestar en retraso mental, fibrosis quística entre otros trastornos.

El laboratorio estatal entregó el diagnostico año después del nacimiento de los recién nacidos.

Caso de paludismo: entregan resultado después de un mes

El mes de febrero del 2015 el laboratorio estatal recibió un caso sospechoso de paludismo, el hombre venía de Nicaragua y llegó a San Miguel de Allende, la prueba del enfermo se envió al laboratorio estatal, y a pesar de que el jefe del departamento de Parasitología, Ricardo Hernández Zarate con base a los estudios alertó sobre el resultado a la directora Rosario Sánchez Navarro, esta no aceptó el resultado que dio positivo, en contra parte le dijo al químico: “¿quién es usted para decir que es positivo?, ¡no es paludismo, yo tengo el conocimiento suficiente para hacer un diagnostico”, después de una semana Sánchez Navarro envió un diagnóstico con la leyenda “es un caso sospechoso de paludismo”.

Los diagnósticos de paludismo deben entregarse en máximo 72 horas de lo contrario la vida del paciente está en riesgo, por lo tardío del estudio en el laboratorio estatal los médicos atendieron al enfermo con base al diagnóstico que le hicieron en su país, donde detectaron paludismo.

Rosario Sánchez Navarro echo a perder 100 pruebas de ADN  

Hora 24 cuenta con un documento girado por la Secretaría de Salud en el Estado de Guanajuato, con fecha del 18 de agosto del 2011. Se trata de un acta administrativa instrumentada el 15 de julio del 2011 donde se responsabiliza a Rosario Sánchez Navarro actual directora del Laboratorio Estatal de Salud Pública de haber permitido que se caducara un kid de controles para hacer 100 estudios de ADN, en el documento se puede leer “ocasionado con ello deficiencias en el servicio y en perjuicio de la población que demanda nuestros servicios”, según detalla el documento, Rosario Sánchez Navarro sólo recibió una llamada de atención y anexar el hecho en su expediente.

Cabe mencionar que esto sucedió cuando la funcionaria estatal era jefa de Laboratorio Clínico en el Hospital General Regional en León posteriormente quedó a cargo del Laboratorio Estatal de Salud Pública, según dice ella misma porque es allegada del gobernador Miguel Márquez Márquez.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.