Más de 250 mil personas en Teotihuacán

Teotihuacan

Con esperas de hasta más de tres horas en la fila para subir a la cima de la Pirámide del Sol, miles de visitantes colmaron este lunes la zona arqueológica de Teotihuacán, en donde vestidos la mayoría de blanco, acudieron a “recargarse de energía” con motivo de la llegada del equinoccio de primavera.

El director de la zona arqueológica de Teotihuacán, Alejandro Sarabia, informó que este fin de semana y este lunes acudieron a este sitio arqueológico más de 250 mil personas, sin que hasta el momento se registren incidentes mayores.

El sábado acudieron más de 65 mil visitantes a la zona; el domingo hubo una afluencia de 102 mil personas; mientras que este lunes se espera que hasta el cierre de las 18 horas los turistas rebasen la cantidad de 100 mil.

En el interior de la zona, la mayor afluencia ocurrió en torno a la pirámide del Sol, con la creencia de que es “fuente de energía”. Los visitantes tuvieron que hacer filas y esperar entre dos y más de tres horas para acudir a la cima, mientras que personal de vigilancia permitió el ascenso en grupos de 50 personas.

En punto de las 12 del mediodía, miles de brazos se alzaron hacia el astro Sol, el cual durante el día no se dejó ver, como en otros años que los rayos comúnmente caen a plomo, dado la nubosidad que permaneció en la zona.

Grupos de danzantes se apostaron al pie de la pirámide y en la Plaza del Sol para hacer rituales y ofrendas, con amuletos, limpias y conjuros recibir la energía del equinoccio de primavera. También sobre la Calzada de los Muertos, se observaron ríos de gente hasta la Plaza de la Luna, en donde también la gente tuvo que hacer fila por algunos minutos para subir a la pirámide de la Luna.

Durante este día, cuerpos de rescate, más de 10 mil policías federales, estatales y de los municipios aledaños, así como personal de Protección Civil y brigadistas, así como personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) implementaron un operativo para salvaguardar la integridad de los visitantes. Sólo se registraron algunos desmayos, producto del cansancio o caídas al interior de la zona.

Información: La Jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.