Mujer sentenciada a muerte por su fe cristiana

Captura de pantalla 2014-05-16 a las 09.29.33

El tribunal sudanés condenó a muerte  de una mujer embarazada por negarse a retractarse de su fe cristiana.

Meriam Yehya Ibrahim, de 27 años, fue declarada culpable por un tribunal de Jartum esta semana por apostasía, o la renuncia a la fe.

Ibrahim es cristiana, dijo su esposo. Pero el tribunal considera que ella es musulmana.

Su equipo legal dice que planea apelar el veredicto, que atrajo rápidamente la condena de las organizaciones de derechos humanos en todo el mundo.

Según Amnistía Internacional la mujer también fue condenada a 100 azotes por adulterio, debido a que su matrimonio con un hombre cristiano es considerado nulo bajo la ley musulmana.

«El hecho de que una mujer pueda ser condenada a muerte por su elección religiosa, y a ser azotada por casarse con un hombre supuestamente de otra religión es abominable ni siquiera debería ser considerado», dijo en una declaración Manar Idriss, investigador en Sudán de Amnistía Internacional.

Ibrahim tiene 8 meses de embarazo y actualmente se encuentra en custodia con su hijo de 20 meses de edad, según Amnistía Internacional, organización que la considera una prisionera de consciencia.

«Ella es muy fuerte y muy firme. Tiene muy claro que ella es cristiana y que ella va a salir un día», dijo el abogado Mohamed Jar Elnabi a CNN.

Ibrahim nació de un padre sudanés musulmán y una madre etíope ortodoxa. Su padre se fue de casa cuando ella tenía seis años, e Ibrahim fue criada por su madre en el cristianismo.

El tribunal, que la declaró culpable a principios de esta semana, le dio hasta el jueves para retractarse de su fe cristiana, algo que ella se negó a hacer, según su abogado.

Ibrahim respondió: «Yo soy cristiana y voy a seguir siendo una cristiana».

.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.