¡Que hay que celebrar! este día de la libre expresión

libertad de expresion

Que pensar de los que celebran «La Libertad de Expresión» pero no aceptan la verdad, a los intolerantes a los hostigadores.

No hay mucho que celebrar, los periodistas sobrevivimos en un país de los más peligrosos para ejercer el periodismo.

Colegas que han muerto por decir la verdad, y que las autoridades por no asumir su responsabilidad se lavan las manos asegurando que estaban metidos en cosas turbias.

Nuestra única arma es una grabadora, una pluma y el papel donde plasmamos información, pero es también la más poderosa no sólo para dar a conocer, también algunas veces para denunciar. ¡Asumamos ese compromiso!.

Vivimos en un estado donde se dice que hay condiciones para informar, pero golpean brutalmente a una compañera del gremio.

Compañeros que son despedidos de sus medios por publicar algo que no gusto al gobierno en turno.

Información que jamás saldrá publicada porque hay compromisos dentro de sus periódicos, radio, t.v. etc., empresarios que utilizan a los medios y la información como un negocio para ocultar, suavizar y coartar la libertar de expresión de sus propios periodistas.

Sueldos que no motivan y no ameritan el riesgo, pero que aquellos valientes, otros llenos de adrenalina, unos más con chispa de abogados, sicólogos y hasta de héroes aceptan todo por su profesión, por la mera satisfacción.

También te puede interesar:  MÉXICO PEDIRÁ A EU INVERTIR EN CENTROAMÉRICA PARA EVITAR MIGRACIÓN

Una Secretaría de Salud Pública que nos bloquea en redes sociales porque no les gusto lo que publicamos (…), una funcionaria presumiblemente corrupta que dice ser comadre del gobernador que humilla y hostiga a su personal y que nos agrede por solicitarle una entrevista.

Pero que además un aparato de gobierno del Estado la protege, le cubre irregularidades en las que incurre, y nos niega una entrevista solicitada por dos meses (…) me pregunto que hay que celebrar??

Ojala nos hubiera invitado gobierno del Estado a «celebrar» con los colegas y decirle al gobernador lo que hacen sus voceros, su comadre y sus directores.

¡No permitamos que pisoten nuestra dignidad y asumamos el compromiso con la sociedad!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.