Argelia vende carísima la derrota contra Alemania

2391183_big-lnd

Un ritmo frenético, una voluntad infranqueable y una gran muestra de futbol fueron insuficientes para que Argelia diera la sorpresa del Mundial. La Alemania más alemana ganó el duelo de octavos por 2-1, pero tuvo que ser hasta el último minuto del segundo tiempo extra que los teutones tuvieron el pase asegurado. Los goles del encuentro fuero marcados por Schürrle y Özil por Alemania mientras que Djabou descontó por Argelia.

En el papel, la eliminatoria entre estos dos equipos parecía la más desequilibrada de todos los octavos de final. Nada más lejos de la realidad. Argelia no se metió en su campo con descaro, por el contrario, un fenomenal trabajo defensivo de sus mediocampistas y el sacrificio de los delanteros comenzaron a comprometer la zona baja alemana. Ya lo avisaron los teutones en la previa que esté juego contra Argelia no sería fácil de superar.

Con inteligencia, Argelia buscó un partido largo, buscaba las espaldas de los defensores alemanes, tuvo bastantes ocasiones en el uso de esta estrategia. Manuel Neuer estuvo atento a las acciones que los zagueros alemanes eran superados por los veloces delanteros argelinos. Luego, los teutones se mostraban rígidos en el apartado táctico, muy pocos movimientos en ofensiva además de un nerviosismo inusitado en todas sus líneas. Özil y Götze desconectados, Müller solitario en ataque. Los equipos dispararon en repetidas ocasiones a gol, más impactos argelinos, pero el primer tiempo terminó sin goles.

El segundo lapso hubo más llegadas de la escuadra dirigida por Joachim Löw, pero Argelia continuó con su guión de juego que le brindó muy buenos resultados. En el ir y venir del partid, Thomas Müller comenzó a reclamar protagonismo. El juego alemán era menos vistoso que otros días, pero la fuerza de siempre se hizo presente. El portero argelino fue exigido múltiples ocasiones, pero Neuer también tuvo que salir del área nuevamente a despejar el balón con urgencia. En los minutos finales Alemania lo intentó con todo, no querían llegar al tiempo extra, mas no se movió el marcador y llegó el tempo suplementario.

Nada más comenzar el primer minuto, Müller se metió al área  puso el balón al centro para la llegada de Schürrle que convirtió el gol con un remate sin tanta fuerza. Alemania tenía más fuerza para el tiempo extra, pero la entrega y la convicción de los africanos ha sido ejemplar. El drama trascurría y Alemania no podía anotar el segundo gol. En el minuto 119 Özil hizo el 2-0, ahí parecía todo liquidado. Djabou encontró un balón en el área argelina y definió con un fuerte disparo para dejar el 2-1 definitivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.