Asesina payaso a hermano mayor de los Arellano Felix

payaso asesino

El narcotraficante y cofundador del Cártel de Tijuana, Francisco Rafael Arellano Félix, fue asesinado por payasos en una fiesta familiar el viernes pasado.

El mayor de los hermanos Arellano Félix de 63 años asistió a Cabo San Lucas, Baja California Sur al evento social.

Sus familiares fueron quienes identificaron el cuerpo ante el Ministerio Público del Fuero Común Especializado en Homicidio Doloso Zona Sur, señala la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGR) en un comunicado.

Arellano Félix fue asesinado de un tiro en la cabeza, de acuerdo con un comunicado de la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales de Baja California Sur.

Como de película

Según unos reportes policiacos aproximadamente a las 20:00 horas dos hombres llegaron a la fiesta, uno de ellos vestido de payaso, para burlar la seguridad de los narcotraficantes. Uno de ellos tiro a quemarropa al líder del grupo delictivo. La bala fue certera.

“Momentos antes se habían reportado disparos al parecer de arma de fuego con resultado una persona sin vida en el lugar conocido como Casa Océano, ubicado sobre el corredor turístico Cabo San Lucas-San José del Cabo”, dijo la Procuraduría.

Estuvo en prisión y fue extraditado a EU

Francisco Rafael Arellano Félix fue extraditado de México a Estados Unidos en 2006 donde se declaró culpable de haber conspirado para distribuir cocaína y poseer drogas con la intención de comercializarla, según un informe de la DEA.

Fue sentenciado a seis años de prisión que terminaron en 2008 debido a que ya había estado cumpliendo una condena de 10 años en México.

Francisco Rafael y sus hermanos Francisco Javier, Benjamín, Ramón y Eduardo fundaron en 1989 el Cártel de Tijuana, conocido también como el Cártel de los Arellano Félix.

Entre la década de 1990 e inicios del 2000, el cártel de Tijuana controló el flujo de cocaína, marihuana y otras drogas a Estados Unidos, a través de las ciudades de Tijuana y Mexicali, Baja California, en el noroeste de México. También pagaba a funcionarios y cometía asesinatos de adversarios, según la Procuraduría General de la República mexicana (PGR).

Ramón fue asesinado en Sinaloa en 2002, mientras que su hermano Eduardo fue condenado a 15 años de prisión en EU el pasado 19 de agosto, y Benjamín cumple una sentencia de 25 años en la cárcel de ese país por tráfico de drogas y lavado de dinero.

Francisco Javier, a quien la DEA lo consideró en 2006 como el “líder” de la Organización de los Arellano Félix, fue detenido en aguas internacionales frente a Cabo San Lucas, Baja California Sur, México. Recibió una sentencia de cadena perpetua en 2007 en EU por los delitos de organización delictuosa y lavado de dinero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.