Carnicería mecánica

Compartir...

31_630x387

La Selección de fútbol de Holanda despejó de un plumazo todas las dudas en cuanto a su juego y sobre la poca experiencia de sus jugadores en torneos de alto nivel competitivo y de paso exhibió a la peor versión de España que compromete su futuro en la Copa del mundo 2014. Holanda se llevó el triunfo por 1-5 con dos de Robben, dos de Van Persie y uno de De Vrij, Xabi Alonso puso adelante a España de manera momentánea.

La primera mitad se desarrolló dentro de lo previsible pues el equipo español circuló la pelota y dominó el ritmo de juego pero sin generar demasiado peligro. La primera ocasión de gol fue para el holandés Sneijder, pero estrelló su remate en el cuerpo de Casillas. Diego Costa forzó un polémico penal que lo transformó Xabi Alonso. A los pocos minutos David Silva pudo anotar el segundo más se topó con el arquero holandés.

Holanda esperaba su momento: un balón con ventaja para Robben o Van Persie. A instantes de finalizar la primera mitad Danny Blind trazó un largo pase al centro del área que fue rematado de una forma espectacular por Robin Van Persie, el delantero aprovechó la salida de Casillas y se lanzó de Paloma a la altura del punto penal para superar el arco español. Era el 1-1 parcial.

De manera inexplicable España se desdibujó en el segundo tiempo y la Naranja mecánica no mostró piedad contra su verdugo en la final del mundial 2010. Desde la banda, Danny Blind volvió a lanzar un balón largo, esta vez Robben controló entre los dos centrales y tras regatearlos definió al centro, era el 1-2. Las dudas se hicieron presentes en la zona baja del campeón y para colmó el 1-3 de De Vrij cayó en un nuevo fallo arbitral.

España no pudo más, el equipo lucía entregado, desconocido y fue vapuleado por la dinámica de Holanda. Casillas falló en una jugada de rutina y Van Persie metió el cuarto gol. Los rostros españoles demostraban frustración y tristeza. Para Holanda, los últimos minutos se convirtieron en una práctica de tiros gol. Una fantástica arrancada de Robben y luego una definición simple tras dejar en el piso a Casillas para el 1-5 definitivo.

La Naranja mecánica buscó el sexto gol pero ya no pudo conseguirlo. El resultado final deja a España muy comprometido y obligado a ganar los dos.siguientes partidos con una buena diferencia de goles a favor para calificarse a la segunda ronda. Holanda deberá mantener su nivel para tener un cruce más sencillo en la segunda etapa de esta Copa del mundo.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.