CUANDO EL MACHO DEFIENDE A SU PROPIEDAD

Compartir...

Por: Federico Velio Ortega

El debate se ha centrado en la reacción de Wild, perdón, Will Smith, al golpear al comediante Chris Rock porque éste hizo un chiste en el que aludía a Jada  Koren Pinkett SMITH, esposa del primero.

Veamos el contexto:

Rock hizo un chiste al comparar el cabello corto de Jada con el personaje de cabellera rapada de Demi Moore en la película de 1997 “G.I. Jane” (“Hasta el límite” en Latinoamérica, “La Teniente O’Neil” en España).

Smith y su esposa reían, pero luego Rock añadió: “Jada, te amo. ‘G.I. Jane 2′. No puedo esperar por verla”. Fue entonces cuando la señora se contrarió, Smith fue al escenario y golpeó a Rock.

El detalle a revisar es que ella NO PROTESTÓ. Si el chiste la ofendía, era Jada quien debió manifestarlo de alguna forma: alzar la voz, demandarlo, declarar después su inconformidad o, incluso, ser ella quien lo bofeteara (esto último yo no lo vería como la mejor reacción).

Sin embargo, fue el macho “protector” el que “defendió el honor” de la dama. Unos (as) aplauden a tan “caballeresca” acción, otros (as) condenan la violencia.

En realidad, el hombre reaccionó porque le agredían en su objeto, hecho aplaudido y celebrado por millones.

Jada Koren Pinkett (Baltimore, Maryland; 18 de septiembre de 1971) es una actriz, productora, directora, cantante, compositora y empresaria estadounidense. Es, como se ve una “mujer empoderada”, pero al final tiene un “detalle”: el apellido Smith. A Will no le agregan el Pinkett.

También te puede interesar:  LIBIA SE COMPROMETE A DAR CERTEZA LABORAL A MÉDICOS Y ENFERMERAS

En Estados Unidos, la mujer adquiere el apellido de esposo (algo así como el “Fulana de…”, que aún usan muchas mexicanas. Es algo mucho más que simbólico.

Las reacciones y comentarios sobre lo hecho por Smith (de Pinkett) nos exhibe mucho cómo todavía pensamos.

Montado o no, correcto o no, el espectáculo no es la bofetada: es ver cómo persisten formas intrínsecas de machismo y patriarcado sin importar si es un país poderoso como EEUU o uno en desarrollo como México.

Reitero: el tema de fondo no es haya reaccionado y cómo reaccionó Smith; es que ella no lo hizo.


Compartir...