El primer año de Peña: lo que queda a deber

Peña

Enrique Peña Nieto llegó a la presidencia con cinco “reformas transformadoras” bajo el brazo, una aprobación de más del 50% según encuestas y la firma del Pacto por México con los partidos de oposición. Medios internacionales vaticinaban un despegue de la economía mexicana, el “mexican moment” o MeMo (momento de México) había llegado.

“¿Qué país se convertirá en la potencia económica más dominante en el siglo 21? Ahora tengo la respuesta: México”, decía el columnista del New York Times, Thomas L. Friedman, sobre el promisorio futuro económico del país.

En los primeros seis meses, el mandatario anotó sus primeros triunfos: gracias a los acuerdos con PAN y PRD se aprobaron las reforma educativa y de telecomunicaciones.

Analistas coinciden en que fue un inicio “espectacular”, pero los tiempos políticos y la falta de consensos le han impedido mantener ese ritmo.

En la segunda mitad del año, Peña Nieto presentó las reformas energética, financiera y hacendaria, sin embargo, los acuerdos políticos empezaron a tambalearse en abril. El PAN acusó al PRI de uso electoral de programas sociales para beneficiar a sus candidatos para las elecciones locales.

En octubre pasado, Acción Nacional se retiró de la negociación de la reforma hacendaria, dejando el camino libre para una alianza PRI y PRD.

Los claroscuros con el magisterio

En febrero, la Procuraduría General de la República (PGR) detuvo a Elba Esther Gordillo, que durante más de dos décadas fue la líder el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). Esto, según Consulta Mitofsky, afianzó la aprobación y credibilidad del mandatario.

El 22% de los ciudadanos, según Mitofsky, consideraron la detención como la segunda acción más importante durante los primeros 100 días de gobierno, solo después del anuncio de la Cruzada contra el Hambre (25%), uno de los programas sociales más promovidos por el mandatario.

Las deudas con los ciudadanos

“2013 será un año de importantes reformas que elevarán a México al sitio que se merece», dijo el mandatario en diciembre de 2012, días después de asumir el poder.

El 68% de la población de 18 años y más consideró que la ciudad donde vive es insegura y solo el 31.7% dijo que es segura, según la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en octubre pasado.

El bolsillo de los mexicanos

Peña Nieto ha dicho que “las políticas económicas deben reflejarse en los bolsillos de los mexicanos” mejorando su calidad de vida; sin embargo, la proyección de crecimiento de la economía para este año cayó de 3.1% a 1.8%; y el desempleo subió.

45% de los mexicanos consideran que Peña ha fallado en el combate a la pobreza y 40% cree que ha trabajado mal en la generación de empleos, según una encuesta de la empresa Parametría, realizada en agosto pasado.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.