Hacen bullying a estudiante; delegación muestra poco interés

Imagen 2

Saúl Iván fue hostigado por una maestra y la perfecta de la secundaria 8, esto provocó que el adolescente decidiera no ir más a la escuela.

Saúl Iván hasta hace unos meses estudió en la secundaria general Insurgentes número 8 de la colonia Las Trojes, en la misma que hace dos años se desarrolló un proceso penal por violación de una menor de 13 años.

Su madre Teresa de Jesús Cano Gallegos, en repetidas ocasiones ha acudido a la delegación de la Secretaría de Educación en León a fin de solucionar la problemática sin embargo le dan evasivas.

“Su intención es cansarme, pero no lo van a lograr tiene que haber justicia para los niños que sólo quieren condiciones para estudiar”, lamentó la madre de familia ya desesperada.

Luego de que Saúl presentara los últimos exámenes en la secundaria sus padres y el menor decidieron que cambiarían de escuela ante la situación que el menor vivía a diario.

El adolescente narró que una docente de nombre, Martina López Urquieta, lo acosaba todos los días a todas horas le gritaba que se cortara el cabello, cabe señalar que Saúl nos mostró fotografías donde se encuentra dentro del plantel y se puede observar que trae cabello corto.

“Todos los días nos gritaba, algunas veces con maldiciones, pero me da pena decirlas. Mamá: todos los días me decía voy a cortarme el pelo, pero yo le decía pero lo traes corto, pues si pero la maestra de español todos los días me grita que me lo corte”, expresó el menor y su madre.

A decir del menor también la trabajadora social Marina Bocanegra Ramírez, en repetidas ocasiones le gritaba a él y a sus amigos que eran la vergüenza de la secundaría, otras veces con palabras altisonantes a fin de intimidarlos.

Cabe mencionar que la trabajadora social es la misma que en su momento trató el caso de la menor que fue violada por su maestro en el 2014 y que al igual que las maestras trataron de evitar que la menor denunciara el hecho arguyendo que le iría mal al maestro.

Saúl y su madre buscaron otra secundaria para que retomara clases y concluir el tercer grado, fueron a la Federal 1, sin embargo se le negó su lugar argumentando que ahí sólo van estudiantes con buenos promedios y que él era problemático y rebelde, luego se dio cuenta que el director de su antigua escuela había dado malas referencias para que no pueda ingresar a alguna institución pública.

También te puede interesar:  GUANAJUATO CAPITAL BUSCA RECURSOS PARA UN CENTRO DE INTELIGENCIA C4

Actualmente en el jurídico de la delegación de la Secretaría de Educación Pública en León ha dado evasivas y han mostrado poco interés en su caso.

Sólo en una ocasión pudo hablar con Estela Guadalupe Segura Vargas, Jefa de Departamento de Consejería Legal.

“Le expuse el caso de mi hijo, poco le interesó, mientras le platicaba ella se dedicó a revisar papeles y a contestar llamadas. Recuerdo que le llamó alguien a quien ella le dijo ‘claro doctor, claro que vamos a resolver su caso, ya les metimos un susto a los del Jassá’. Me pregunto entonces debemos tener puestos, profesiones o dinero para que nos atiendan. Se le esta negando el derecho a la educación a mi hijo”, lamentó la señora Teresa.

Luego de que se abrió el expediente en la delegación la trabajadora social, Marina Bocanegra Ramírez acudió con el director Rodolfo Alfredo Concha Lope quien emitió a la delegación un documento donde califica a la señora Teresa de conflictiva.

Así dice el documento: “ La señora es super servicial, pero desgraciadamente es muy visceral y conflictiva, imprudente y como le he dicho ladina. Tiene muchos problemas con su esposo (por diferencias íntimas y maritales) cita el documento escrito por el director y recibido por la delegación.

La Procuraduría de Derechos Humanos emitió un documento donde se entera y se gira un oficio a Estela Guadalupe Segura Vargas, Jefa de Departamento de Consejería Legal sobre el caso del menor. El documento es de fecha 12 de mayo de este año.

Hora 24 acudió a la delegación y fue atendido por la encargada de Comunicación Social, quien dijo que atenderían el caso ya que dan prioridad a los que llegan a los medios de comunicación.

La madre del menor ahí presente le presentó sus documentos y la titular de comunicación la llevó a su oficina, luego le dijo que ella no podía hacer nada, sólo conseguirle un lugar a su hijo en otra escuela, pero respecto a la queja contra las empleadas de educación de la Secretaría nada podía hacer, porque era su palabra contra la de las educadoras, señaló la madre de Saúl Iván.

Teresa de Jesús Cano Gallegos presentó una queja ante la Procuraduría de Derechos Humanos ante el nulo interés de las autoridades de la delegación en el caso de su hijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.