La malicia política del PAN, la arrogancia del PRI y la izquierda ilusa

Compartir...

Imagen 2

Una vez pasada la contienda electoral en nuestro Estado Guanajuato podemos hacer algunas reflexiones, con riesgo a equivocarnos, sin embargo es desde nuestra perspectiva, iniciaremos primeramente con:

El PRI un partido ensoberbecido por detentar el poder a nivel de gobierno federal creyó que con su tradicional arrogancia y la inyección masiva de recursos ya tenía todo para retener el poder, sin embargo mandaron a un fuereño como Presidente del Comité Directivo Estatal el cual simplemente operó para asignase una diputación plurinominal y en consecuencia salieron derrotados en León y Celaya que eran las ciudades más codiciadas.

El caso de León fueron de tal manera arrogantes, dispendiosos y corruptos que la ciudad está hecha un caos, con un buen médico como alcalde que creyó que lo habían dejado para que fuera un eficiente pastor cortador de listones inaugurales, su triste verdad es que se encuentra con una madeja que cada que trata de desenmarañar se asoma la corrupción.

En obra pública los costos inflados, mal hecha y de pobre calidad, la cual en algunos casos se ha repetido como en La Calzada de los Héroes, con fiscalizadores estatales que casi aprueban la cuenta pública cuando ha prescrito algún delito, pero que se puede esperar si fue una selección de un candidato que vigila los intereses mafiosos sobre la prudencia y la sensibilidad política, sobre todo el verde que como todo está a la caiditas, son astutos eso no cabe duda, operando como un grupo compacto encabezando por los dueños de la franquicia entre ellos Bety Manrique.

Al PRI le sigue ayudando su voto duro y clientelar porque pese a la friega que nos han puesto con las políticas públicas neoliberales hay gente que sigue “creyendo” en ellos, es lo bueno de un régimen democrático incipiente como el nuestro, como dijo Churchill es el menos peor de los regímenes políticos, tienen gente que sabe operar y siguen junto a la gente lo cual les reditúa en votos.

MORENA, otro partido que está despuntando con la gente que no es de ninguna tribu del PRD y que les gusta ser dirigidos por el denominado rayito de esperanza, que promete ser la esperanza de nuestro país, volviendo al populismo caciquil, dirigidos como borregos por un caudillo tropical.

En el caso del PAN en Guanajuato tuvo que involucrar al Gobernador para sacar adelante dos municipios importantes como son Celaya y León, dejando de lado a los operadores pagados porque desde que están en el poder estatal ya de todo cobran, el gober. tuvo que deshacerse de un buen elemento como Héctor López Santillana el cual estaba desarrollando bien su chamba pero si no manda a uno decente, en el medio político se le conoce como el “ayatola” porque es un administrador eficaz y también para controlar a la ola de chambistas que quieren volver a medrar en el municipio.

También te puede interesar:  PAISANO ABRIRÁ UNA PALETERÍA "LA MICHOACANA" EN DUBÁI

De igual forma tuvo que intervenir para la operación de la candidatura de unidad mediante Humberto Andrade Quezada, una buena persona, sin antecedentes turbios para que dirija al partido en la segunda parte de su mandato y que vaya preparando el relevo del próximo gobernador, al Inge Trujillo se lo llevarán a chambear al gabinete, el chiste es no vivir fuera del presupuesto.

Por otro lado en los pueblos chicos operaron bien las mafias en alianza con el Verde, partido que vende caro su amor como una aventurera, y los panistas pecaron de ingenuos, creyeron que con sacar a una buena persona como la candidata de Uriangato, Vicenta Martínez Torres, a la que por cierto nunca la placearon porque era la tesorera municipal, panistas esa es una chamba de gabinete puesto con el que difícilmente puede salir de su escritorio (…); en contra parte le pusieron a un mercenario, que como todo vival de la política le gusta de vivir del presupuesto, ahí está la falta de visión del PAN, el no formar cuadros, ni promover liderazgos. En la política no basta con ser una buena persona, ganó el Tanao (…) esto da una muestra de que los panistas de aquel municipio no tienen malicia política, ni visión estratégica, creen que con haber sido funcionarios públicos ya obtuvieron la experiencia necesaria para hacer amarres políticos, como es el caso de el Inge. Trujillo es una buena persona pero eso no basta como le venimos repitiendo.

Ahora todos quieren ser del PAN porque hay chamba, señores pero la capacitación ideológica no se ve, ahí tenemos el caso del señor de los moches, Luis Alberto Villareal que ahora se anda promocionando, quesque “trabajó” en la Cámara de Diputados, y ahora se quiere promover como candidato a gobernador, vaya pues con los caciques de San Miguel de Allende donde se hacen buenos negocios con la especulación de la tierra y los permisos de uso de suelo.

En síntesis, con la clase política actual no hay a cual irle, se hace necesario un resurgimiento de la sociedad civil para atajar a los políticos corruptos.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.