Leoneses visitan a sus difuntos

Captura de pantalla 2016-11-01 a las 11.23.41 p.m.

Cada año en la ciudad cientos de leoneses se suman a la celebración del Día de Muertos y retoman la tradición de la elaboración de altares los cuales tienen un toque personal de cada familia, no obstante crece el interés por rescatar lo nuestro y crearlos como lo hacían los antepasados.

Hay elementos que se han utilizado durante cientos de años y los cuales ayudan a complementar el significado de la celebración que los mexicanos hacen de la muerte.

Laura Anguiano, indicó que tiene 10 años realizando el altar dedicado a su madre, al cual señala le pone platillos típicos que le gustaban a la difunta; así mismo un mezcal el cual disfrutaba tomar.

“Yo creo que ellos nunca nos dejan, están con nosotros y son una luz en esta vida pesada que aún nos toca vivir a nosotros. Es triste cuando mueren, pero nosotros creemos que es un hasta luego”, manifestó.

Alejandra Mena acudió al panteón con su hija y nieta, donde elaboraron un pequeño altar en la tumba de su padre y madre, ahí rezaron una oración, recordaron momentos significativos que vivieron con sus seres queridos.

“Siento nostalgia de no tenerlos aquí, pero es algo que va pasar tarde que temprano, sé que desde donde están nos echan la mano en esta vida, yo siempre les pido a ellos que me ayuden”, comentó la mujer.

Los campo santos se mostraron llenos, y como este primero de noviembre se celebra a quienes murieron siendo apenas niños o jóvenes, los arreglos son especiales, los globos no podían faltar, muñecos, gatitos todo al gusto de los finados.

Flores y arreglos 

Estas fechas la mayoría de las tumbas son visitadas, todas lucen con arreglos florales, de todo tipo desde naturales o artificiales. La zona de los niños llevan un toque de alegría en medio de esa tristeza por los que se fueron, sin embargo los arreglos elaborados en su mayoría por familiares dejan ver el cariño con que son recordados.

Música

Según las posibilidades de las familias hay quien puede llevar un poco de música a la tumba de su ser querido, puede ser dos o tres piezas en su mayoría, no obstante la melodía da un toque de tristeza de los que esperan deleitar a sus difuntos con lo que más disfrutaban en vida.

Se quedan a comer

Algunas familias no quisieron separase este día de sus difuntos y decidieron pasar el día completo con ellos. Llevaron comida aquellas que le gustaba a sus seres queridos y todos en familia comieron en el campo santo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.