Niños sirios ‘solos y en crisis’: ONU

niñoss

Antes de que su familia lo instara a huir de la lucha, Firas, de 17 años vio cómo una bala alcanzaba a su hermana en la cabeza mientras iban juntos en un automóvil. Maher, de 16 años, no ha visto a su padre en casi dos años, desde que los detuvieran y torturaran, antes de que lo liberaran únicamente a él.

Estos jóvenes, separados de sus seres queridos, son algunos de los muchos miles de niños quienes escaparon del bombardeo en su natal Siria. Ahora, se enfrentan con las dificultades de la vida de los refugiados en las vecinas Líbano y Jordania.

Al comenzar una nueva vida lejos de las comodidades de su casa, muchos crecen dentro de familias rotas y son a menudo quienes llevan el sustento principal, de acuerdo a un informe presentado el viernes por la Agencia para los Refugiados de Naciones Unidas.

Con las cicatrices de los horrores de la guerra, sufren de angustia sicológica, viven solos o separados de sus padres, no reciben educación alguna o son obligados a la labor infantil ilegal, dijo la agencia.

«Nuestras vidas han sido destrozadas», citó el informe a Nadia, de 14 años, una refugiada recién llegada a Jordania.

«No estamos siendo educados, y sin educación no queda nada. Estamos yendo hacia la destrucción».

También te puede interesar:  RUSIA BOMBARDEA PLANTA ACERERA EN UCRANIA

El conflicto sirio ha separado a incontables familias. Comunidades enteras han sido desarraigadas, dispersando a grandes poblaciones dentro de Siria y llevando a más de 2,2 millones de personas a países vecinos.

Los niños han sido particularmente los más afectados.

En la primera encuesta a profundidad realizada a los niños sirios refugiados desde que comenzó el conflicto en marzo de 2011, ACNUR habló con aquellos que ahora viven en Líbano o en Jordania. Pero hay muchos más que escaparon a otros países como Turquía e Iraq.

El informe descubrió que más de 70,000 familias sirias refugiadas viven sin sus padres y más de 3,700 niños refugiados viven sin acompañantes o han sido separados de ambos padres.

En muchos casos, no solamente están ausentes los padres, sino que muchos niños no tienen idea de en dónde se encuentran.

Naciones Unidas estima que más de 100,000 personas han muerto en la lucha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.