Reacción insuficiente del León

hirving-lozano-abrio-el-marcador-con-un-tremendo-zapatazo-0

Víctima de sus errores, de sus infortunios y de la calidad de Hirving Lozano, León cayó en casa 1-2 ante su hermano mayor, Pachuca en duelo correspondiente a la fecha 7 de la Liga MX. La reacción del segundo tiempo fue emotiva, pero no suficiente para evitar la nueva derrota del bicampeón. Pachuca se lleva los tres puntos gracias a la calidad de Hirving «Chucky» Lozano, autor de los dos goles, por la Fiera descontó Carlos Peña.

La Fiera se echó encima de su hermano mayor desde el principio. Al primer minuto Mauro Boselli se quedó solo en el área tuza, . pero no pudo superar la veloz salida del «Conejo». Las acciones se desarrollaban en campo visitante. León tocaban rapidez y precisión. Pero poco a poco Pachuca se hizo presente en la cancha del bicampeón.

La agilidad de sus mediocampistas y la movilidad en ofensiva de Alustiza complicaron a León en defensa. Hirving Lozano mostró algunas de sus mejores condiciones, los esmeraldas sufrieron de su calidad. En una jugada polémica por la lesión de Pineda, Lozano recibió un balón en la zona de tres cuartos y lanzó un derechazo inalcanzable para Yarbrough, era el 0-1 al 23. Minutos después Pineda saldría lesionado del partido. La desventaja acrecentó las dudas en los hombres vestidos de rosa, en algunas jugadas los leoneses se emplearon con bastante fuerza.

Pachuca se sentía cómodo en el campo. Lozano estrelló un tiro libre en la escuadra de la meta defendida, hasta entonces, por William. Una bonita jugada de Alustiza ocasionó una falta que significó la segunda amarilla para el central en el minuto 33. Lozano se hacía presente en el marcador luego de aprovechar un balón largo y cruzar a William. Pachuca ganaba 0-2 al 37. Por si fuera poco, Lozano repetía la dosis en un nuevo tiro libre; la reventó en la misma escuadra. Para colmo de males, William Yarbrough se retiraría lesionado, con un dedo fracturado.

Todo pintaba mal para el bicampeón: caía 0-2 ante su gente, dos jugadores lesionados, desventaja numérica y superados en lo futbolístico. Pero la Fiera tenía mucho qué decir en el segundo tiempo. Los dirigidos por Matosas se entregaron como si fuera el último partido. La presión asfixiada a Pachuca y León sacaba frutos de la inexperiencia de los jóvenes jugadores tuzos.

León encontró la manera de hacer daño a través de conducciones largas y sobre todo causó problemas con la notable determinación en la disputa de los balones divididos. Wanderley de Jesús arrastró el balón a con gran potencia, pero justo antes de entrar al área los zagueros le sacaron el balón; sin embargo, ahí apareció el «Gullit» para marcar a contra pie del «Conejo» Pérez al minuto 57. A partir de este gol, Pachuca perdió cualquier indicio de superioridad numérica.

León se comía la cancha, pero las ocasiones de peligro no llegaban. Un zaguero evitó el remate de Boselli en el área chica  algunos disparos potentes fueron bien contenidos por Óscar Pérez. La gasolina le duró otros 20 minutos a los rosas; Pachuca comenzaba a ver la orilla. Los tuzos probaron a Martínez, pero no pudieron liquidar el juego con el tercer gol. Al final, y pese a el esfuerzo, León cayó 1-2 en casa ante su hermano mayor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.