Secuestro masivo en restaurante de puerto Vallarta

Captura de pantalla 2016-08-15 a las 10.21.48 p.m.
La violencia que azota a México tuvo un notorio brote este lunes en el afamado balneario de Puerto Vallarta, del Estado de Jalisco. Hombres armados secuestraron a un grupo de comensales mientras cenaban en un restaurante ubicado en la zona hotelera, alrededor de la una de la mañana. Según la fiscalía estatal, hay fuertes indicios de que los secuestrados pertenecen a un grupo delictivo, y uno de ellos podría haber sido escolta del exgobernador Emilio González.

La fiscalía de Jalisco informó de que siete hombres llegaron en dos camionetas blancas al estacionamiento del restaurante ‘La Leche’, al que entraron con armas largas apuntando directamente a sus objetivos. El negocio abre de las seis de la tarde a la una de la madrugada, y los presuntos secuestradores llegaron pasada la hora de cierre; señalaron a un grupo de 16 comensales y obligaron a seis de ellos a subir a los vehículos. En el grupo había cuatro mujeres, pero según el fiscal general, ellas no fueron secuestradas.

La fiscalía de Jalisco ha sido errática respecto al número de víctimas. Nueve horas después de los hechos, el fiscal general del Estado, Eduardo Almaguer, confirmó a través de su cuenta de Twitter el secuestro sin dar mayor detalle, aunque la prensa local reportaba 16. Más tarde habló de entre 10 y 12 personas secuestradas y por la noche, la cuenta de Twitter de la fiscalía corrigió a seis. También aumentó a siete el número de plagiarios, cuando inicialmente habló de cinco.

Hasta el momento, las personas privadas de la libertad se encuentran desaparecidas. La fiscalía ha podido determinar que son originarias de los Estados de Sinaloa, Jalisco y Nayarit, y que de acuerdo con las primeras indagatorias, pertenecen a un grupo delictivo, pero se reservó el nombre del cartel.

Los reporteros locales cuestionaron al fiscal sobre la presunción de que uno de los secuestrados es o fue escolta de exgobernador de Jalisco, Emilio González ,  a lo que Almaguer respondió que uno de ellos es titular de un corporativo de seguridad privada con permiso federal, con operaciones en Jalisco y Nayarit. «No es un elemento activo de ninguna corporación, pero sí pudo haber participado como escolta del exgobernador», puntualizó.

La fiscalía indicó en un comunicado que en el estacionamiento fueron abandonados cinco vehículos de lujo, modelo 2016: una camioneta Dodge Challenger; un Jeep Limited con matrícula del vecino Estado de Nayarit; un Land Rover, un Cadillac Escalade y una Honda CRV con matrícula del Estado de Sinaloa, todos de color blanco. Más tarde, en conferencia, el fiscal destacó que el Land Rover tiene registro falso de un Estado central del país (sin especificar cuál) y que pertenece a un empresario con actividades en Jalisco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.