Sochi abre con llamado a la no «discriminación»

olimpos

La música de Tchaikovsky y la milenaria historia de Rusia pusieron este viernes ritmo y color a la inauguración de la edición 24 de los Juegos Olímpicos de invierno de Sochi 2014.

La justa invernal dejó a un lado por unas horas la polémica que giró entorno a su organización en los últimos meses, con espectáculos aéreos y de luces, previo al encendido del fuego olímpico.

En la mirada de una niña, Rusia resumió para el mundo su riqueza cultural a través de la música, la literatura y la danza. Bailarines del teatro Bolshoi se encargaron de escenificar el clásico de Leon Tolstoi, La Guerra y la Paz, mientras El Lago de los Cisnes de Tchaikovsky también se hizo presente.

Las 88 delegaciones que participarán en estos Juegos salieron desde el centro del estadio Fisht de Sochi, ordenados conforme al alfabeto ruso. Hubertus von Hohenlohe, el único competidor de México en los Olímpicos, apareció con un traje de charro.

El momento climático de la inauguración llegó de las manos de la tenista María Sharapova quien entró al recinto deportivo portando la antorcha olímpica. La saltadora Yelena Isinbayeva tomó el relevo para después dárselo a otras figuras del deporte ruso. Irina Rodnina y Vladislav Tretyak encendieron el pebetero.

La organización de los Juegos Olímpicos de invierno en Sochi -uno de los más caros en la historia con una inversión de 50,000 millones de dólares- no estuvo exenta de protestas, en especial por la crítica internacional hacia las políticas antigay en Rusia.

En su discurso inaugural, el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, felicitó a Sochi por llevar a cabo estos Juegos pese a «los tiempos difíciles» y mandó un mensaje a los atletas de que «es posible vivir sin cualquier tipo de discriminación».

Un total de 2,850 atletas competirán en Sochi 2014, que durará hasta el 23 de febrero.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.