Vaticano comparece en la ONU por los casos de pederastia

Compartir...

vaticano-568x300

El Vaticano comparece por primera vez ante una entidad internacional este jueves en Ginebra, Suiza, por el escándalo de décadas de abusos sexuales de menores encubiertos.

Las autoridades del Vaticano tendrán que responder a las preguntas del Comité sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas, que se encarga de revisar regularmente la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño, tratado creado en 1989, que la Santa Sede firmó en 1990, de acuerdo con su sitio oficial.

El Comité de la ONU envió al Vaticano una serie de preguntas al respecto en julio de 2013. El Vaticano respondió que no tenía jurisdicción legal por los abusos cometidos contra niños por «instituciones particulares» de la Iglesia, las cuales obedecen a la legislaciones nacionales, dijeron fuentes oficiales, de acuerdo con un reporte de AFP.

La cita de este jueves es fruto de la iniciativa de asociaciones de víctimas de sacerdotes pedófilos de diversos países, que presionaron para que autoridades del Vaticano fueran cuestionadas directamente.

En diciembre de 2013, un grupo de víctimas de abuso en México elaboró un reporte alternativo que fue dirigido al Comité de la ONU, para su uso en la confrontación. “Nos negamos a que la Santa Sede reclame un estatus de superioridad y privilegios sobre instituciones locales e incluso internacionales y se niegue a reconocer cualquier tipo de responsabilidad”, señaló el reporte.

También te puede interesar:  MUERE LA REINA ISABEL II A LOS 96 AÑOS

“La negativa a aceptar cumplir con los tratados a los cuales se sumó cuando firmó como miembro de esta comisión, lo convierten en responsable de miles de casos de abuso sexual cometido en muchas partes del mundo, por muchos años, debido a la protección y la complicidad para mantener de bajo perfil la identidad de los abusadores”, agrega el documento.

El informe cita el caso de Marcial Maciel, el sacerdote mexicano fundador de los Legionarios de Cristo, como un ejemplo emblemático de “cómo los altos mandos del Vaticano han protegido y ocultado información”.

 

 

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.