CELEBRAN EL «FESTIVAL INTERNACIONAL DEL BLUES» EN MINERAL DE POZOS

Mineral de Pozos, Guanajuato, a 23 de junio del 2022. El pasado fin de semana, grupos y solistas de Blues deleitaron a más de mil 700 personas en el recién restaurado Antiguo Abasto del Pueblo Mágico de Mineral de Pozos.

Después de tres años, el “Festival Internacional del Blues Pozos” volvió a sonar en el estado de Guanajuato reuniendo a 85 músicos que, con un “ejército” de guitarra, bajo eléctrico, batería, piano, armónica, saxofón, voz, trombón, trompeta y voz, celebraron alegres la 14va. edición.

La Secretaría de Turismo del Estado de Guanajuato en conjunto con el municipio de San Luis de la Paz reviven inmuebles como “el Abasto” que, en su momento fue de gran importancia, ya que, en este sitio, se concentraban los productos locales, y tal como su nombre lo indica, se abastecía al pueblo. Hoy, este edificio está “vivo” gracias a este tipo de eventos culturales.

Este año, en el festival -uno de los eventos más relevantes en Mineral de Pozos- se dieron cita las banda y solistas: Sirena, Blues & Wolf de Lotromod, Beto Blues y la BBB, Bocanegra, Alfredo Vega, The Wolf Blues Man, Virginia Martínez, La Verdad, Rumorosa, Tampico Blues Co., La Rambla Blues y Demetria Taylor, quienes hicieron disfrutar a visitantes y locales una jornada de 2 días de conciertos.

También te puede interesar:  GRABAN PELEA DE DOS MUJERES EN FERIA DE LEÓN; SE HACE VIRAL

El blues es considerado el padre del rock y ha sido el responsable de impregnar los corazones de múltiples músicos famosos. Al blues se le define como el estilo musical que se originó a partir de la migración africana durante el esclavismo en América del norte y se distingue por acordes de guitarra melancólicos y crudos, además de letras que narran peripecias de la vida rural y urbana, el desamor y las injusticias sociales.

Mineral de Pozos es, sin duda, un Pueblo Mágico nato; recibió el nombramiento como tal en el año 2012. Esta localidad tuvo una gran bonanza económica, derivada de la minería, prueba de ello son los vestigios de sus haciendas, fincas y bocaminas que encantan a los turistas.

San Pedro de los Pozos en 1897 paso a ser Ciudad Porfirio Díaz, con este rango y gracias a su crecimiento, este mineral llego a tener servicios como ferrocarril, electricidad y telégrafo. Aun cuando el golpe de la revolución trajo el abandono del pueblo, su reactivación económica ha sido inminente gracias al turismo.