Derriban helicóptero militar

Imagen 6

Fuerzas del crimen organizado lanzaron este día un ataque coordinado que empezó con un cerco a la capital de Jalisco, Guadalajara, pero que después se extendió a distintas zonas de la entidad y hasta el estado de Colima y en las carreteras de Guanajuato.

El Gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, informó de siete personas fallecidas, 15 detenidos en todo el estado, 5 gasolineras y 11 bancos incendiados, 15 heridos y tres intentos fallidos de incendio en 25 municipios que se vieron envueltos en la actividad criminal. Las líneas de autobuses suspendieron viajes a la entidad.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó mediante un comunicado de prensa que militares que realizaban reconocimientos aéreos fueron agredidos con disparos de armas de fuego. Un helicóptero Cougar matrícula 1009 fue derribado con 18 elementos a bordo: 5 de tripulación, 11 pasajeros militares y 2 agentes de la Policía Federal. Tres militares murieron y otros 10 miembros del Ejército y dos  policías federales resultaron lesionados. Se informó que 3 elementos están sin localizar.

El gobierno del estado, por medio de la Fiscalía, confirmó desde la mañana de este viernes reportes de vehículos incendiados en diversos puntos de la Zona Metropolitana de Guadalajara. Las redes sociales fueron reportando bloqueos de avenidas que se extendieron a carreteras. Las 5 gasolineras ardieron sólo en Jalisco, varias en la capital y otra en Puerto Vallarta.

En Colima también se reportaron bloqueos y quema de vehículos, principalmente en los municipios de Cuauhtémoc, Tecomán y Manzanillo. En León, Guanajuato, la prensa local informó sobre cuatro automóviles quemados en diferentes lugares del municipio, sobre todo en las carreteras que conectan a Jalisco. Las autoridades de Michoacán implementaron un operativo para impedir el tránsito de grupos armados hacia su territorio.

También te puede interesar:  LLEGAN 60 MÉDICOS CUBANOS PARA ATENDER 12 UNIDADES DEL IMSS

La Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas) recomendó a sus agremiados detener las actividades de despacho de gasolina en estaciones de servicio de Jalisco. “Ante los narcobloqueos que se registran en el estado de Jalisco y con el fin de salvaguardar la vida de nuestros clientes y despachadores de gasolina y público que acude a las estaciones de servicio, recomendamos tomar medidas preventivas de emergencia, estar atentos al sistema de paro de emergencia, todos los extinguidores listos para cualquier contingencia y corte de energía eléctrica de todas las instalaciones”, pidió Amegas mediante un comunicado de prensa.

El propio Gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz ha reconocido la presencia del Cártel Jalisco Nueva Generación en la entidad. Sin embargo, también ha presumido que hay líderes de esa organización delictiva ya detenidos y que el grupo delincuencial no representa un riesgo en la entidad que gobierna desde el 1 de marzo del 2013, cuando el Partido Revolucionario Institucional (PRI) recuperó la gubernatura que estuvo en manos del Partido Acción Nacional (PAN) durante 18 años.

No obstante, en los poco más de 25 meses de su mandato, Aristóteles Sandoval ha tenido que hacer frente a una crisis de inseguridad y violencia que ha dejado, hasta el pasado 9 de abril, al menos 102 servidores públicos asesinados en  lo que va de su administración, de acuerdo con cifras del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.