Embarazos en la infancia y la adolescencia

Compartir...

Captura de pantalla 2014-07-21 a las 18.43.28

Desde GRUPO UNIDO DE MADRES SOLTERAS, A.C. hemos trabajado por hacer incidencia en la reducción de los embarazos adolescentes y también por prevenir los embarazos infantiles, recuerdo que cuando nacimos como asociación en noviembre de 1996, se hablaba a nivel nacional de la importancia de la prevención de los embarazos,  después de presentar cifras, datos y evidenciar la importancia del tema  en 1999 el  DIF ESTATAL nos invito a participar en la organización y desarrollo del foro “demasiado grandes para jugar, demasiado jóvenes para ser mamas” y gravamos un video con testimonios de chicas entre 12 y 18 años que habían tenido embarazos, ahí nació una política de prevención.

Si bien es cierto que en aquellos años nos encontrábamos según datos del INEGI en el 3er lugar a nivel nacional y hoy en 6to. También es cierto que el número ha aumentado.

Las mujeres adolescentes, de 15 a 19 años, representan 19.1% de las mujeres en edad reproductiva. La edad media a la primera relación sexual de las mujeres de 15 a 49 años son los 18 años, lo que las ubica entre las mujeres expuestas al riesgo de concebir un embarazo1

La mayoría de las adolescentes (97%) tiene conocimiento sobre métodos anticonceptivos, incluso en el medio rural y entre las adolescentes hablantes de lengua indígena, 91.3% y 77.5% respectivamente. No obstante, menos de la mitad (44.7%) de las mujeres de entre 15 y 19 años que están unidas utiliza métodos anticonceptivos; porcentaje que se reduce a 4.5% entre las adolescentes solteras.

Solamente 38.2% de las adolescentes utilizaron algún método anticonceptivo en su primera relación sexual.  En localidades de menos de 15 mil habitantes, 13.5% de las adolescentes de 15 a 19 años había estado embarazada algunas vez; este porcentaje es de 12.4% en localidades mayores de 15 mil habitantes.

De las adolescentes alguna vez embarazadas, 80.8% lo había estado una vez, 16.8% había tenido dos embarazos y 2.3% había estado embarazada tres veces.

Al menos 12.2% de los embarazos en adolescentes terminaron en aborto Para el quinquenio 2004-2008, la tasa de fecundidad adolescente fue de 15.5%. Es decir, ese porcentaje había tenido al menos un hijo nacido vivo.

La fecundidad de adolescentes muestra una relación directa con su nivel de escolaridad. En 2009 la tasa de fecundidad de las mujeres de 15 a 19 años de edad que no tenían instrucción escolar fue de 35.7%, mientras que entre las mujeres de la misma edad pero con instrucción media superior y superior, la tasa fue 6 veces menor (5.7nacimientos por cada cien mujeres).

En ese mismo año, la tasa de fecundidad de las adolescentes en las localidades con menos de 15,000 habitantes se estimó en 12.5 nacimientos por cada cien mujeres del grupo de 15 a 19 años y  en las localidades con 15,000 y más habitantes la tasa correspondiente fue de 11.1 nacimientos por cada cien mujeres del mismo grupo de edad.

El promedio del número ideal de hijos de las adolescentes es 2.3

El embarazo en mujeres adolescentes es prematuro en función de su desarrollo biológico, fisiológico, psicológico y social. El riesgo de tener algún problema o complicación durante el embarazo, parto o puerperio es mayor para las mujeres adolescentes, sin dejar de lado las condiciones de nutrición y salud previas al embarazo y el tipo de atención prenatal que reciben que son factores de riesgo para todas las mujeres.

También te puede interesar:  DAN BECA HIJOS DE POLICÍAS QUE MURIERON EN CUMPLIMIENTO DE SU DEBER

De las muertes maternas ocurridas en 2009, 13.8% correspondía a mujeres menores de 19 años. Según las estadísticas de natalidad que presenta el INEGI, en 2008 se registraron 457,929 partos de madres menores de 20 años, que representaron 17.4% del total de nacimientos registrados ese año. En la mayoría de los casos se trataba de su primer hijo (76.6%); en 18.4% de los casos era el nacimiento de su segundo hijo y en sólo 3.5% se trataba de su tercer hijo.

En 2011, 36.6% de las mujeres de 15 a 29 años de edad  casadas o unidas declaró haber sido objeto de al menos un incidente de violencia.

Entre las defunciones femeninas en edades jóvenes es la mortalidad materna, en 2011 más de la mitad (65.9%) ocurren entre los 15 y 29 años de edad, de acuerdo con la Organización Panamericana de Salud (OPS) la mortalidad materna representa un grave problema de salud pública, sus causas son evitables y es la máxima expresión de injusticia social, ya que es en los países de menor desarrollo económico donde existen las cifras más altas de muertes maternas y son las mujeres pobres las que tienen mayor riesgo de morir en el embarazo, parto o puerperio.

La situación conyugal que predomina en los jóvenes es la de solteros, de acuerdo a datos censales en 2010, 6 de cada 10 jóvenes (60.6%) se encuentran en esta situación conyugal; no obstante, conforme avanza la edad su proporción disminuye dando paso a un contingente de jóvenes casados o en unión libre: mientras que 11.4% de los adolescentes de 15 a 19 años se declara casado o unido, esta proporción es de 42.8% en los de 20 a 24 y de 66.4% en los de 25 a 29 años. En este último grupo de edad es donde se observa el mayor porcentaje (3.5%) de jóvenes alguna vez unidos (divorciados, separados o viudos).

18 por ciento de los nacimientos son producto de los embarazos en menores de edad, el Inegi reportó casi 33 mil guanajuatenses y en León está la cuarta parte.

Por lo que aún queda mucho por hacer, yo no critico, solo doy mi punto de vista ¿y tú qué opinas?

FUENTES:

INEGI, Estadísticas de natalidad, consulta interactiva de datos.                                                       INEGI-CONAPO, Encuesta Nacional sobre la Dinámica Demográfica 2009. Panorama sociodemográfico de México. Principales resultados,                                                                                                   México, 2011                                                                                                                         INMUJERES, Estimaciones con base en ENADID 2009.México


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.