FESTIVAL DE LA MUERTE ENTRE LA FASCINACIÓN Y EL CAOS

Compartir...

.

.

Por: Federico Velio Ortega

Guanajuato, Gto. (8 noviembre 2021).- El Festival del Día de los Muertos, realizado del 1 al 7 de noviembre, refrendó la vocación cultural y turística de la ciudad Guanajuato. Sin embargo, la falta de planeación y la insuficiente infraestructura para la movilidad la convierten en una trampa de caos e incomodidad.

El actual gobierno municipal se enfoca en modernizar la zona sur (medida necesaria), pero ha descuidado al casco antiguo, mismo que le da identidad a una ciudad donde ya la minería es marginal y el empleo para la burocracia tiene una tendencia a la baja.

Desfile de Catrinas

El festejo abrió el lunes 1 de noviembre por la noche con un desfile de catrinas y la callejoneada macabra.

El Festival del Día de los Muertos fue creado en 2018 durante la primera administración del reelecto presidente municipal Alejandro Navarro, “con el objetivo de crear un nuevo producto para la ciudad que este año espera captar una derrama económica de 30 millones de pesos en beneficio del sector turístico y el comercio local”, señaló el edil al anunciar el programa.

El Festival se realiza en el marco del Día de Muertos y tradicionalmente tiene en la afluencia a los panteones del municipio su principal actividad.

Este año más de 125 mil personas visitaron los 23 panteones del municipio. El histórico panteón de Santa Paula recibió más de 38 mil personas; en el panteón Virgen de la Luz fueron alrededor de 20 mil personas las que asistieron durante el 1 y 2 de noviembre.

Desde la tarde del 31 de octubre hasta este martes 2 de noviembre, la Secretaría de Seguridad Ciudadana desplegó un operativo especial e integral, en el que participaron elementos de la Policía Preventiva, Protección Civil, Fiscalización y Control y la dirección de Tránsito, Movilidad y Transporte, al interior y exterior de los panteones, sobre todo en aquellos que registran mayor cantidad de visitantes.

La Dirección de Protección Civil instaló filtros sanitarios para verificar que los asistentes portaran su cubrebocas, a quienes se les dieron las recomendaciones para evitar riesgos ante el COVID-19. El titular del área, José Félix Pérez, informó que históricamente el panteón de Santa Paula es el que más visitantes recibe y este año hubo turistas que ingresaron para conocer el famoso cementerio.

El personal de la dependencia municipal también realizó 194 inspecciones a puestos que se instalaron a las afueras de los campos santos para verificar que cumplieran las medidas de seguridad para operar.

De los 23 panteones, nueve están a cargo del municipio: Santa Paula, La Luz, Marfil, Santa Teresa, San José de Llanos, Mineral de Santa Ana, Mineral del Cubo, Santa María de la Cruz y Mineral de la Luz; los panteones de las comunidades son en la Sauceda, Campuzano, Calderones, Cañada de Bustos, Zangarro, Monte de San Nicolás, Santa Rosa, Los Lorenzos, La Palma, Arperos, San José de Pinos, El Pinto, Calvillo y Peregrina.

 El túnel de la Tradición y otros encantos

Luego de la inauguración con el desfile de Catrinas, el festejo continuó con el Túnel de la Tradición en la calle subterránea.

Altares y decoración alusivos al día de Muertos convirtieron a la bóveda colonial en un inmejorable escenario.

A lo largo de un kilómetro de la calle subterránea hubo, desde mediados de semana, música, cine, ofrendas, tapetes de la muerte, artesanías, exposiciones y gastronomía.

También te puede interesar:  VACUNAN A MENORES MAÑANA

Además del Túnel, el festejo incluyó actividades en el Jardín Florencio Antillón, la plazuela de San Roque y el Panteón de Santa Paula, donde hubo recorridos nocturnos.

Entre espectáculos destacados estuvieron las danzas Guamares del Pueblo Mágico de Comonfort y una función de lucha libre en el Panteón de Santa Paula, donde se realizaron recorridos nocturnos que incluyeron el acceso al Museo de las Momias de Guanajuato. De igual forma se realizó la carrera Muero por Correr con la participación presencial de 600 corredores y 400 más a distancia para beneficio del Albergue del Hospital General de Guanajuato.

Trajineras: patrimonio cultural en un patrimonio cultural

El Festival tuvo su remate con la exhibición de trajineras de Xochimilco en la Presa de la Olla. Durante el fin de semana, cientos de familias guanajuatenses disfrutaron del encanto de esas barcazas características de los canales de Xochimilco, ciudad invitada de honor este año en el festival.

 Con el apoyo de la Alcaldía de Xochimilco, las embarcaciones mostraron su color característico y fueron decoradas con motivo de la festividad: Cyntia, Ilse Sofía, Frida y Camila. Con las medidas de seguridad y el apoyo de personal de Protección Civil municipal, las trajineras navegaron por la más emblemática presa de Guanajuato.

Guanajuato y Xochimilco tienen la declaratoria de la UNESCO como Ciudades Patrimonio Cultural de la Humanidad y son dos destinos no playeros con mayor afluencia turística en el país.

.

.

El precio a pagar

La calle subterránea Miguel Hidalgo fue cerrada a la circulación vehicular en su tramo los bajos de la Plazuela de los Ángeles hasta la rampa de la calle Alonso. El cierre se realizó a partir de las 16:00 horas del jueves 4 de noviembre hasta las 11:59 del domingo 7 de noviembre.

En Paseo de la Presa también se cerró la circulación desde la Glorieta Sóstenes Rocha, conocida como la Glorieta del Caballito, hacia la Presa de la Olla, a partir de las 7:00 de la mañana del viernes 5 de noviembre.

Las vías alternas quedaron convertidas en grandes estacionamientos, pues pocas personas quisieron dejar sus vehículos en el terraplén del acceso vial Diego Rivera, aun cuando fue habilitado como estacionamiento gratuito y contó con alumbrado público y vigilancia las 24 horas. Estuvo funcionando viernes, sábado y domingo y hubo transporte público hacia la Zona Centro y Presa.

 Este Festival demostró que Guanajuato es mucho más que momias, pero también evidenció la falta de un proyecto de movilidad. El terraplén es sólo una opción, pero es necesario un esquema de estacionamientos periféricos y modernización del sistema de transporte público.

También mostró el estancamiento del plan de desarrollo del centro histórico, con proyectos donde destacan la prolongación de los túneles Noreste y Cantador-San Diego, para quedar como vialidades alternas a la Subterránea.

También se tuvo la presencia de las danzas Guamares del Pueblo Mágico de Comonfort y una espectacular función de lucha libre en el Panteón de Santa Paula, donde se realizaron recorridos nocturnos que incluyeron el acceso al Museo de las Momias de Guanajuato. De igual forma se realizó la carrera Muero por Correr con la participación presencial de 600 corredores y 400 más a distancia para beneficio del Albergue del Hospital General de Guanajuato.


Compartir...