LA GUERRA DE CÁRTELES Y GUARDIAS COMUNITARIOS SIGUE EN MICHOACÁN

.

.

Chinicuila, Michoacán (8 noviembre 2021).- Un comando armado irrumpió esta madrugada en Villa Victoria, cabecera municipal de Chinicuila, Michoacán.

Habitantes reportaron en redes sociales que el grupo armado ingresó a esa localidad cerca de las 4:30 horas de este lunes y disparó contra viviendas y vehículos.

El ataque fue repelido por la guardia comunitaria, lo que derivó en un enfrentamiento de más de una hora y media.

Los pobladores indicaron que el choque a tiros solo dejó daños materiales, en esa zona de Michoacán, colindante con el estado de Colima.

Conforme a fuentes oficiales, del hecho sucedido en Villa Victoria no se reportan heridos ni muertos, solo daños materiales, y tras lo ocurrido, esta mañana se lleva a cabo un operativo en el que participan elementos de la Guardia Nacional, Secretaría de la Defensa Nacional, Secretaría de Marina Armada de México, Fiscalía General del Estado y Policía Michoacán.

Michoacán enfrenta una ola de violencia generada por la lucha que mantienen los cárteles Jalisco Nueva Generación (CJNG), de La Nueva Familia Michoacana (LNFM) y de Los Caballeros Templarios, los cuales se disputan el control de la producción y tráfico de drogas, así como otras actividades ilícitas como extorsiones y secuestros.

Los cuerpos desmembrados de siete hombres fueron localizados la tarde del sábado dentro de un taxi en la cabecera municipal de Ciudad Hidalgo, Michoacán.

La Fiscalía estatal informó que los restos de las siete personas estaban dentro de un vehículo del servicio público, abandonado sobre la calle Cuauhtémoc de la colonia Centro.

El pasado 1 de noviembre, presuntos sicarios ejecutaron a balazos a once indígenas purépechas en la comunidad de Tarecuato, del municipio de Tangamandapio, Michoacán.

Adrián López Solís, fiscal general de Michoacán, precisó que las once víctimas fueron asesinadas cuando recolectaban miel de abeja en una zona boscosa para las ofrendas por la Noche de Muertos.

.

.

Este fin de semana, agentes de la Policía Estatal, Guardia Nacional y Ejército Mexicano, mantienen un operativo de búsqueda de los asesinos.