Organismos de rendición de cuentas supeditados y limitados por gobierno

Compartir...

Captura de pantalla 2016-04-14 a la(s) 09.13.21 p.m.

El tema de corrupción en los gobiernos de México para algunos es un asunto “cultural”, sin embargo las propias autoridades ante un discurso desgastado de “rendición de cuentas”, han creado diferentes mecanismos, institutos encargados de informar a los ciudadanos lo que sus gobiernos hacen con sus recursos; no obstante para algunos políticos no les queda claro que son servidores públicos y que deben rendir cuentas a sus patrones, que son los ciudadanos, y los organismos quedan supeditados a los propios gobiernos.

El gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, ha sido contundente en el tema de la transparencia, sin embargo algunos no han entendido su discurso como la directora del Laboratorio Estatal de Salud Pública, Rosario Sánchez Navarro.

Opacidad y prepotencia: Sánchez Navarro se gana el premio a la prepotencia, intolerancia y opacidad, bastó con dos minutos para saber que el servicio público no es lo suyo, mira que intimidar a los reporteros por solicitar una entrevista eso sí que la deja muy mal parada.

No le gusta que se le cuestione: La molestia de la directora del Laboratorio Estatal, fue por la publicación de Hora24 titulada “Licitaciones amañadas en Laboratorio Estatal”, licitaciones de obras que el Instituto de Acceso a la Información Pública señaló de inexistentes, es decir que las obras se hicieron en lo “obscurito”. Sánchez Navarro se negó a atender a los reporteros para aclarar sobre las presuntas irregularidades en dicha institución, en contra parte marcó a la recepción y pidió a la reportera ponerse a la bocina, molesta le dijo: “yo no le voy a dar ninguna entrevista si quiere gestionar alguna entrevista lo tiene que hacer en el ISAPEG, yo te conozco muy bien a ti y al medio” (en tono amenazante), juzgue usted que quiso decir. El asunto no quedó ahí, mandó guardias de seguridad para evitar que los reporteros tomaran fotografías del inmueble público.

Presume compadrazgo con gobernador: Rosario Sánchez Navarro presume que su nombramiento no viene por parte del secretario de salud, “a mi me puso el gobernador y solo él me puede quitar”, señala con tono altanero. Se sabe que el esposo de la directora es muy amigo del “Gober”, incluso que son de Purísima, mira que comprometer de esa manera al mandatario estatal que se ha distinguido por su amabilidad y prudencia.

Justifican falta de información: El vocero de la Secretaría de Salud en Guanajuato, Mario de Alba de la Tejera, presentó un documento a este medio a una semana y media de la publicación, así mismo aseguró que el Instituto de Acceso a la Información Pública entregó esta información al químico Francisco Javier Hernández quien la solicitó en el mes de noviembre del 2015, sin embargo Hora24 cuenta con la respuesta a la solicitud, así como el recurso con el cual el químico se amparo ante la falta de información, en ninguna línea se cita las obras en el inmueble, ni su costo.

¿Información manipulada?: El documento señala que quien solicitó la información a la directora del Laboratorio Estatal, fue el coordinador de Asuntos Jurídicos del ISAPEG, Aníbal Hernández Mendoza, lo que no coincide son las fechas ya que el proceso se hizo el 23 de febrero y la propia oficina de Comunicación Social lo recibió un día después (24 febrero), no obstante sí el Isapeg lo solicitó antes de la publicación pues estos señores podrían ser “videntes” ya que el reportaje aun no se escribía. Pero supongamos que la Secretaría ya tenía la información porque detectó anomalías en las obras después de casi dos años de su inauguración, ¿por qué no entregó la información en tiempo y forma al medio para aclarar la situación?, y en contra parte ¿por qué la directora del Laboratorio decidió esconderse y luego amedrentar a los periodistas?.

También te puede interesar:  TENDRÁ MUNICIPIO DE LEÓN ESCUADRÓN DE RESCATE ANIMAL

Se hacen bolas con las fechas: Algo más, la respuesta por parte del Instituto de Acceso a la Información Pública que según el vocero de la Secretaría de Salud se le hizo llegar al químico Francisco Javier Hernández y la que la secretaría entregó a Hora24, no coinciden ni siquiera en fecha, la que se le hizo llegar al químico es del 2 de febrero y tiene que ver con el recurso de apelación, no obstante el vocero de la Secretaría entrega a este medio un documento con fecha del 22 de febrero, es decir con veinte días de diferencia.

Excusa: El vocero de la Secretaría de Salud en Guanajuato, Mario de Alba de la Tejera, señaló que la directora del Laboratorio Estatal, Rosario Sánchez Navarro, no informó de las obras al Iacip, porque se trata de obras de mantenimiento y no de obras de remodelación.

El documento que entregó la Secretaría a Hora 24 cita cuatro contratos, uno dado a un tal José Arsenio, sin informar de que empresa se trata, el monto es por $798,996.7 pesos, esto en el 2013; en el 2014 fueron dos contratos por $58,000.00 mil pesos cada uno, a un tal arquitecto Serrano;  ese mismo año 2014 se cita otro contrato por $499, 209.15 pesos a la empresa Tecnimedic.

Al ser investigada la empresa (Tecnimedic) que en el contrato no se especifica que tipo de trabajos realizó en el laboratorio, esta se dedica a la venta de aparatos y equipos electromédicos, la interrogante aquí es… ¿qué tienen que ver el mantenimiento en unos baños, en una oficina y en los pisos del laboratorio con los servicios que esta empresa ofrece?, es importante señalar que fue un gasto de medio millón de pesos.

Tecnimedic fue boletinada por la Segob en el diario oficial de la federación, con la advertencia de no hacer contratos con dicho negocio por incumplimiento, aun así la directora del Laboratorio Estatal contrató a dicha empresa con domicilio en Irapuato.

En la inauguración de la certificación del ISO 9001-2008 en octubre del 2013 el propio gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, informó que la inversión para la modernización de las instalaciones sería por 6 millones de pesos, que a decir del vocero de la Secretaría de Salud son de mantenimiento, el asunto es que tampoco las cantidades corresponden.

Por un lado la Secretaría de Salud dice que fue de 1 millón 414, 205 pesos en referencia a los cinco contratos y el gobernador anunció la inversión por 6 millones de pesos; ¿quién tendrá la cifra exacta?, sobra decir ¿dónde quedaron los más de 4 millones y medio de pesos restantes?…

La información pública permite también a la población identificar cuándo un funcionario público comete un acto de corrupción, es decir, abusa de su posición o cargo para beneficio propio y ¿cómo esto afecta al conjunto de la población?. La corrupción nos perjudica a todos porque merma los resultados y la calidad de los servicios públicos que nos proveen las autoridades: hospitales que operan sin medicamentos o con equipo médico inadecuado; escuelas que no reciben recursos para el pago de luz o tener piso de concreto; calles que transitamos llenas de baches, carreteras inseguras por la mala calidad del asfalto o puentes planeados pero no construidos.

 

Si usted conoce actos de corrupción en alguna dependencia, INFORME..


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.