Usan delincuentes métodos sofisticados para saquear el tren

banda

Las bandas que operan en el robo de mercancía del tren tienen métodos sofisticados y pareciera que son de la delincuencia organizada por la forma de operar, señaló el director General de Grupo T21 en entrevista para El Heraldo luego de su ponencia en el 14 Encuentro de Transporte y Logística desarrollado en León.

“No sabemos legalmente porque no hay datos claros y transparentes de quienes sean pero sin duda es un crimen organizado cual haya sido su origen si el narcotráfico el secuestro o que tipo de actividad no lo sabemos lo que es claro es que han estudiado mucho y han analizado muy bien como opera el ferrocarril y como hacerlo vulnerable

Detalló que muy cerca en la zona de Celaya 10 minutos bastan para saquear los contenedores, y generalmente las piezas se venden en el mercado negro.

“El robo de chatarra de fierro es utilizada como materia prima en las siderúrgicas, esta se transporta en congolas abiertas y el ferrocarril en la zona urbana tiene que transitar a baja velocidad por lo que es posible trepar a estas góndolas y desde arriba comenzar a lanzar trozos de chatarra que después son comercializados en el mercado negro, en la reventa de chatarra y desde ahí están lucrando estas bandas delictivas”, apuntó.

El empresario explicó que otro modus operandi de las bandas delictivas es que con sopletes perforan las cajas de acero de los contenedores y extraen desde ahí productos terminados muchas veces mercancía electrónica de mucho valor.

“Hay desde la producción de descarrilamiento ante la extracción de las tachuelas que sujetan las vías, es un trabajo muy sofisticado y nada más hay que esperar el siguiente tren para que se descarrile por el peso, donde precisamente se ha alterado esa escena entonces se sufra un descarrilamiento y ese es el momento preciso para poder descargar los contenedores”, comentó.

Sin embargo otra situación que se da es cuando involuntariamente se derraman los contenedores principalmente de granos y este momento es aprovechado por los saqueadores para llevarse el maíz, trigo etc.

“Están parados 10 minutos se abren las escotillas de las tolvas, cae el grano y en lo que reaccionan los maquinistas los operativos de los ferrocarriles para cerrar esas esclusas ya se derramó dos, tres toneladas de granos, posteriormente el ferrocarril tiene que seguir su trayecto, no puede detenerse, tiene contratos que cumplir a tiempo, entonces es imposible parar para recoger ese producto. Así es el modus operandi, después llegan recolectan el producto y se lo llevan”, apuntó.

En ese sentido manifestó que es necesario mayores exhortos a las autoridades para resolver y que se tome con la debida seriedad la problemática de la inseguridad que enfrenta el ferrocarril como el autotransporte en carretera.

“Esto esta empezando a gravitar en contra de los propios intereses de nosotros como país, a cerca de atraer mayores inversiones productivas a México porque existe una preocupación en torno al estado de derecho que impera en México”, lamentó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.