SIETE SICARIOS MUERTOS TRAS ENFRENTAMIENTO CONTRA MILITARES

Compartir...

Tangancícuaro, Michoacán 8 Julio 2024.- Personal del Ejército mexicano sostuvo un violento enfrentamiento con un grupo de sujetos armados que se presume eran integrantes del CJNG que dejó a siete muertos y dos heridos.

Los hechos ocurrieron en la última hora del sábado 6 de julio en la comunidad de Patamban, donde militares realizaban recorridos preventivos y de seguridad. Durante estas acciones fueron agredidos a balazos en la calle Javier Mina por un comando armado.

Lo anterior generó un cruce de fuego que se extendió hasta las calles Libertad y Benito Juárez. Mientras las fuerzas castrenses intentaban repeler el ataque, vecinos de la zona se resguardaron en sus hogares ante el temor de ser alcanzados por una bala.

Tras la confrontación se dio a conocer que siete agresores fueron abatidos y dos civiles resultaron lesionados (un hombre y una mujer), según reportes del medio el Quadratín.

Se presume que las personas que resultaron heridas se encontraban cenando en la plaza principal, aunque esto último no ha sido confirmado por las autoridades.

Luego de que la pareja lesionada fuera trasladada al hospital para recibir atención médica, elementos de la Guardia Civil y la Guardia Nacional aseguraron la zona mientras se realizaban las diligencias correspondientes.

En estos actos se aseguraron ocho armas de fuego (de las cuales siete eran calibre 7.62×39), cargadores y equipo táctico.

Los cuerpos de los sujetos abatidos fueron trasladados a las inmediaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) para practicarles la necropsia de ley correspondiente.

Si bien el Gobierno Municipal de Tangancícuaro no ha emitido un comunicado al respecto, la Fiscalía General del Estado de Michoacán abrió una carpeta de investigación para esclarecer lo sucedido, pero hasta la edición de esta nota no se ha confirmado si los agresores pertenecían a una organización criminal en particular.

Ataques de drones en Michoacán

El estado gobernado por Alfredo Ramírez Bedolla ha sido objeto de constantes ataques aéreos perpetrados por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) con el uso de drones. Estas agresiones se han registrado principalmente en la comunidad indígena Nahua de Santa María Ostula, ubicada en el municipio de Aquila.

También te puede interesar:  LIBRE FUNDADOR DE WIKILEAKS TRAS DECLARARSE CULPABLE DE ESPIONAJE

Desde el 1° de julio, integrantes de la comunidad denunciaron ataques armados en diversos puntos de vigilancia instalados por la guardia comunal, los cuales escalaron el día 3. En aquella ocasión se reportaron explosiones con drones en los cerros que rodean la localidad.

“Conforme a los protocolos de seguridad se resguardó a la población y la Guardia Comunal ejerció las labores de defensa. Alrededor de las 6 de la tarde comenzaron a escucharse nuevamente detonaciones de armas de alto calibre así como explosiones ocasionadas por drones”, señaló comunidad indígena Nahua en un comunicado.

Ante esta situación, un grupo de activistas exigió a las autoridades garantizar la seguridad en la región para todos los habitantes, ya que se indicó que la comunidad se ha visto asediada por la irrupción de “cárteles” de la droga.

“En los últimos meses se ha agudizado la violencia por el intento de los cárteles para tomar uno de los poblados que integran la comunidad, pero esta semana la comunidad denunció la brutalidad de las agresiones que ha sido con drones lanzando explosivos contra la escuela o la plaza pública”, se lee en el pronunciamiento de la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos ‘Todos los Derechos para Todas y Todos’ emitido el pasado 5 de julio.

En ese sentido, se exigió la intervención del Estado en Ostula, considerada como una “comunidad de refugio” para las familias que han sido desplazadas de sus lugares de origen por la violencia.

Info/Redacción Infobae


Compartir...